Inseguridad rural: robos y secuestro a plena luz del día

La zona rural de San Andrés de Giles atraviesa, como hace mucho tiempo no ocurría, un momento complicado. Diferentes hechos de inseguridad se registraron en las últimas horas que encienden una alarma de alerta. La situación preocupa.

El suceso más resonante se registró ayer a las 13.30 horas. Un productor rural local viajaba en su camioneta por un camino gilense cercano a Vagues (San Antonio de Areco) cuándo un auto de menor porte se le pone a la par en actitud sospechosa. A los pocos metros un integrante del vehículo efectúa un disparo de arma de fuego al aire al grito de “esto es un asalto”.

El vecino frenó su camioneta Toyota Hilux y ante la amenaza de los cuatros malvivientes pasó al vehículo de menor porte. Los ladrones escaparon por la RP. 193 con el gilense secuestrado, dejándolo en el barrio “La Escalada” de Zárate. Allí le pidieron que “camine 300 metros sin mirar hacia atrás”.

Cerca de la zona donde fue abandonado, el gilense encontró una tosquera donde pidió auxilio. Allí le prestaron un teléfono para avisar a su familia de su paradero. Según su propio relato cuándo ejerció la denuncia, los ladrones “no ejercieron violencia contra él”.

Pelea entre vecinos termina a los tiros

Una discusión entre vecinos en el barrio cercano al reconocido Hotel La Luna terminó a los tiros. Según contaron fuentes policiales, luego de un intercambio de opiniones verbales, uno de ellos (el imputado) vuelve a su domicilio, busca un arma calibre 22 mm. largo y lo va a buscar nuevamente, le efectúa dos disparos que fortuitamente no llegan a impactar en el agredido.

A las pocas horas y tras conocer el hecho, el Comando de Prevención Rural secuestró el arma de fuego y las municiones del violento vecino para luego ponerlo a disposición de la justicia. La sorpresa fue que ambas personas vivían a pocos metros solo separadas por un alambrado.

Roban una moto en una industria rural

Un trabajador de una industria rural ubicada en la zona de Villa Espil denunció el robo de una moto Honda XR 250. Según declaró, el vehículo estaba en el estacionamiento habitual de la firma.

Al parecer un sujeto, al que no se pudo identificar porque llevaba casco, se presentó en el lugar, robó la moto y huyó. Testigos dicen que este pidió una llave francesa a pocos metros para “arreglar” el rodado, aunque terminó sacando la patente. Por el momento no hay novedades del caso.

 

La variante Delta circuló por San Andrés de Giles

Encontranos en