Animales abandonados, una problemática que crece

En nuestra ciudad cada vez son más los perros y gatos que terminan sufriendo abandonados, víctimas de la desidia.

Actualmente, en la Argentina se estima que 20 millones de animales viven en la calle. Lamentablemente en nuestra ciudad se ve la misma triste realidad: la irresponsabilidad de muchos vecinos termina con el abandono de perros y gatos. En este momento, varios de ellos deben estar sufriendo el golpe de calor, hambre, enfermedades, agonizando y reproduciéndose, haciendo cada vez más larga la cadena de sufrimiento. Incluso muchos de esos animales, nacen y mueren siendo invisibles.

Sin embargo, entre tanta desidia y crueldad, desde hace muchos años hay grupos de personas que se involucran y dan lo mejor de sí para transformar aunque sea un poco esta realidad. Agrupaciones como Huellas Responsables Sag rescatan, cuidan y arman redes para salvar la vida de muchos perros y gatos.

Si bien la problemática no es nueva, desde que comenzó el 2023 son cada vez más los animales que terminan solos y en pésimas condiciones por culpa de quienes deciden mirar para otro lado en San Andrés de Giles. Desde Huellas Responsables se difunden incontable cantidad de casos que aparecen todos los días. Hoy comenzaron a hacer campaña de difusión para encontrarle un hogar a un cachorro que los gusanos ya le estaban lastimando el hocico. El pobre animal ya fue atendido en la veterinaria de Antonela Miroglio y ahora buscan tránsito para cuidarlo y que se recupere cuando salga de su internación.

Con un fuerte mensaje, desde la organización admitieron que estas situaciones de crueldad las superan y que aunque no les corresponde atender cada caso de maltrato, duermen con la conciencia tranquila de hacer todo lo que está a su alcance para poder ayudar a los que no tienen voz.

Una de las maneras para solucionar este problema es con la castración y tenencia responsable. En la siguiente nota, toda la información de cómo acceder a las castraciones gratuitas que se realizan desde el municipio de San Andrés de Giles.