San Andrés de Giles, AR
lunes, mayo 20, 2024
broken clouds
13 ° c
75%
8.97mh
83%
10 c 10 c
mié
10 c 10 c
jue
9 c 9 c
vie
3 c 3 c
sáb
Actualidad

Reserva Natural, un pulmón verde bien nuestro

La zona conocida popularmente como "Anchito García" comenzó a ser un área protegida para conservarla lo más pura posible.

Atrás de la plaza Santiago del Estero del barrio Familia Propietaria se extienden 15 hectáreas de campo que están protegidas como pulmón verde para la comunidad. La idea es conservar ese espacio lo más puro posible y dejar que la naturaleza haga lo suyo. La propuesta nació en el Honorable Concejo Deliberante, mientras los ediles trabajaban el crecimiento estratégico y urbanístico de San Andrés de Giles.

Un grupo de vecinos conformó “Gilenses por la reserva”, para colaborar y cuidar esta área protegida que es de todos. Está ubicada muy cerca del “Anchito García” como se lo conoce popularmente a un brazo del arroyo de Giles que pasa por ahí. Esa zona siempre fue campo y nunca pudo lotearse porque en realidad es un humedal, que cuando llueve muchas veces se inunda.

Pegado a esta reserva, se construirá en un futuro un parque urbano para que los vecinos vayan a respirar aire fresco y recrearse. Infociudad estuvo de visita por la reserva y charló con varios de los actores sociales que trabajan por preservarla: Micaela Oberti, coordinadora municipal de Medio Ambiente, el presidente del Honorable Concejo Deliberante Gustavo Lennard y Rolando Silla, antropólogo social e integrante de la Comisión de Planeamiento Territorial del HCD.

El concejal Lennard explica que esta reserva natural es una “decisión política de preservar parte de este sector de nuestra ciudad teniendo en cuenta el crecimiento y a su vez porque es un espacio verde que junto con el futuro Parque Urbano Natural y otros sectores hace a una planificación estratégica”.

Luego de que el municipio otorgara las tierras, la zona empieza a estar protegida y como explicó Micaela Oberti, de Medio Ambiente Municipal, se busca protegerla controlando “cada movimiento para que sea el menor impacto negativo sobre el área”. Por este motivo, no pueden entrar vacas, caballos ni perros.

Rolando Silla sostiene que “una reserva natural tiene más que nada un sentido educativo, no protege la biosfera” sino que busca enseñarle a todos los gilenses cómo es la fauna y flora nativa de nuestra ciudad. Por eso tendrá senderos de mínimo impacto para recorrerlo, también podrían construirse miradores y hasta organizar experiencias de avistaje de aves. “Se pueden hacer una cantidad de cosas que hay que ir pensando, todavía no está del todo gestionado”. Además, hizo hincapié en el beneficio turístico que este tipo de espacio le aportaría a Giles. “Puede desarrollarse turísticamente esta zona cercana al barrio, cada vez recibimos más visitantes, y de esta forma se puede fortalecer la economía del lugar y del barrio”.

Rolando asegura que las crónicas de los viajeros del siglo XIX describían a esta zona como altos pastizales. Conservarlo es cuidar que la vida humana no lo modifique a grandes rasgos. De esta forma, cada vez que se deja crecer libremente a la flora nativa, nace una fauna nativa que se va desarrollando. Tomás Torres, estudiante de la UNLU y colaborador de la reserva, registró la cantidad de mariposas que sobrevuelan el lugar. Pudo observar mariposas Monarcas sobre las flores de cardos, mariposas Batarazas sobre las flores de Verbena, entre muchas otras.

De a poco, y trabajando con la comunidad, la reserva irá creciendo. El concejal Lennard explica que “el Estado tiene que ejercer un rol para hacer realidad la participación de instituciones, vecinos y vecinas que quieran ser protagonistas de este proceso que no va a ser de un dia para el otro pero hay que soñarlo. Si uno lo sueña solo queda solo en sueños, si uno sueña con otros lo hace realidad y vamos modificando nuestra propia comunidad”.

Además, Lennard resaltó la importancia de hacer un trabajo conjunto entre el Estado y la comunidad: “Acá es imprescindible la articulación con otros organismos del Estado, que tiene que estar presente el Estado municipal y provincial, el Ministerio de Ambiente que tiene un rol activo en la promoción de estos espacios. La finalidad es especifica, a medida que se vaya visibilizando y apropiándose por los vecinos, vecinas y jóvenes, sobre esa cuestión estamos trabajando y vamos a seguir haciéndolo”.

Imaginando el lugar en un futuro, también explican cómo proyectan el parque urbano que estará al lado de la reserva. Los dos espacios “van a estar conectados entre si porque quien quiera venir a recorrer la reserva, quien necesite algún servicio, va a tener un lugar en la parte del parque, pero la reserva va a ser estrictamente de observación, preservación e incluso de investigación para escuelas o universidades”.

Adelantaron que el Parque Urbano desde el punto de vista urbanístico ya tiene el respaldo legal otorgado por ordenanzas, y que luego otras ordenanzas acompañarán el trabajo para delimitar con mayor precisión la participación de los vecinos y la estructura que tendrá.

“Es espacio verde para la población en general, ves gente caminando en bicicleta, es una cuestión de esparcimiento, de salud, de mayor calidad de vida, eso lo vemos que en el centro hay gente que vive que ni si quiera tiene un patio grande, entonces se van a necesitar cada vez más espacios verdes de diferentes tipo para la comunidad“, concluye el antropólogo social Rolando Silla sobre lo fundamental que resultan estos espacios.

Otras Noticias ►

Agenda Cultural: actividades gratuitas para el fin de semana
Bomberos Voluntarios de San Andrés de Giles convocan a la Asamblea General Ordinaria
Pronóstico de fin de semana: ¿Cambia el clima en San Andrés de Giles?
El semillero gilense juega una nueva fecha
Así se juega la primera fecha de la Liga Local de Clubes
Un mes del accidente en Villa Espil: ¿Cómo sigue la causa?
Bruta Cumbia: una fiesta a gran escala
Todos por el Alma: la campaña solidaria para reparar el gimnasio del club
Polideporte: todo lo que pasó en la última semana