La Junta de Seguridad en el Transporte publicó su informe sobre el accidente de Meoni

La Junta de Seguridad en el Transporte publicó su informe sobre el accidente en el que falleció el ex ministro de Transporte, Mario Meoni, en 2021. Según explicaron desde el organismo, el suceso “presenta características particulares que lo convierten en un caso de investigación inusual para la Junta de Seguridad en el Transporte”. En este sentido, sostuvieron que “la JST esta facultada a intervenir en aquellos sucesos relevantes en términos de su gravedad institucional”.

Meoni 5

A la hora de describir el accidente, el informe señala: “el viernes 23 de abril de 2021, alrededor de las 21:30, el automóvil Ford Mondeo Vignale, dominio AE759AO, transitaba en sentido este-oeste por la Ruta Nacional 7 con destino a la ciudad de Junín. Entre las localidades de San Andrés de Giles y Carmen de Areco, el conductor perdió el control del vehículo, despistó, ingresó al cantero central de la vía y chocó con su sector lateral izquierdo contra el extremo de la barrera ubicado en el cardinal este de una barrera de contención lateral metálica semirrígida con terminal tipo “cola de pez”.

Producto del choque, el auto se desaceleró repentinamente y volcó. Esto hizo que el techo pegara contra el cantero central.

I

Desde la Junta afirmaron que Meoni llevaba el cinturón de seguridad puesto y que las luces y ruedas estaban en perfectas condiciones.

Por otro lado, advirtieron que la escena del suceso podría haberse contaminado, dado que “en el lugar del hecho se encontraban rodados pertenecientes a personas externas a los organismos e instituciones con potestad para intervenir en el suceso que se desplazaban por las inmediaciones del lugar. En el expediente de la investigación judicial se indica que esas personas se encontraban caminando en estado exaltado, de manera esparcida, próximas al vehículo, tomando fotografías del interior del habitáculo y del exterior de este, y que su presencia obstaculizaba el proceder de los profesionales destinados a atender la emergencia”.

En la misma línea, denunciaron que “pudo observarse la presencia de vehículos y una gran concurrencia de personas” pertenencientes a distintos organismos como la Policía, salud y bomberos, “que en sus acciones no evidenciaban pautas protocolares de actuación que contribuyan a la preservación de la escena”.

Y agregaron: “este estado de situación dificultó el relevamiento de indicios que potencialmente permitieran establecer los factores desencadenantes del accidente con mayor precisión”.

De los trabajos realizados por la Junta se desprende que el ex ministro no presentó rastros de alcohol ni drogas en sangre. También se advierte que en la autopsia se detectó una obstrucción del 70% en su carótida principal.

Si bien no se pudo determinar la velocidad a la que se dio el impacto, se estimó la velocidad media alcanzada en el tramo que va desde el Peaje Villa Espil hasta el lugar del accidente. El cálculo arrojó dos valores, 116 y 164 kilómetros por hora.

El resultado obtenido a partir de los datos mencionados debe tomarse con cautela y comprendiendo que no guarda relación con la velocidad que tenía el vehículo al momento del suceso. Su única utilidad es meramente orientativa respecto de una posible conducta de manejo“, explicaron los especialistas.