San Andrés de Giles, AR
lunes, abril 15, 2024
overcast clouds
23 ° c
99%
17.4mh
100%
18 c 16 c
mar
14 c 14 c
mié
13 c 13 c
jue
15 c 15 c
vie
Actualidad

El día que Cámpora renunció

El 25 de mayo de 1973, Héctor J. Cámpora asumió la presidencia de un país en llamas. El regreso a la democracia se dio en el marco de una economía débil, signada por las operaciones del Plan Cóndor – ese mismo año, Pinochet derrocó a Allende y Bordaberre inició la dictadura uruguaya – y una feroz interna peronista.

Una de las primeras medidas del odontólogo fue liberar a todos los presos políticos que habían sido encerrados durante los gobiernos de Onganía, Levingston y Lanusse. Si bien la medida respondía a lo que se espera de una democracia republicana, lo cierto es que generó tantos aplausos como abucheos. Incluso dentro del mismo peronismo: la derecha del movimiento no veía con buenos ojos que esos militantes vuelvan a estar en la calle.

El propio Perón no apoyaba la liberación de presos. Y mucho menos aprobó que Cámpora nombrara a militantes de izquierda en puestos de áreas claves del Estado como el Ministerio del Interior. Tal era la bronca del ex presidente, que llegó a expresar que la administración camporista era “un gobierno de putos y marxistas“.

Ese rechazo se vio en cada una de las visitas del “Tío” a Puerta de Hierro. Quizás el golpe letal fue la última visita a España, cuando celebró una reunión con el dictador Francisco Franco. Según explicó hoy en Infobae el ex secretario de Inteligencia de Carlos Menem, Juan Bautista “Tata” Yofre, Perón no solo que no lo acompañó a la cena de gala, sino que también le brindó una dura reprimenda.

Sentado en un sillón, junto al edecán militar Carlos Corral, el General disparó a quemarropa:

Ustedes son una mierda, el país en llamas y ustedes haciendo turismo.

Probablemente fue en ese momento cuando Cámpora comprendió que no le quedaba mucho tiempo en el poder. La masacre de Ezeiza fue el golpe final para un gobierno que llegó a julio asediado por la Crisis del Petróleo, la falta de apoyo de la principal figura del partido y la constante amenaza de las operaciones orquestadas desde la embajada norteamericana.

El 13 de julio renunció el presidente y su vice, Vicente Solano Lima. El primero en asumir fue Raúl Lastiri, quien rápidamente llamó a elecciones. Perón alcanzó su tercera presidencia, pero en 1974 falleció y los destinos del país quedaron en manos de una débil Estela Martínez.

En 1976, la CIA finalmente saltó sobre la Casa Rosada y Videla se transformó en el nuevo presidente de facto. Cámpora debió huir de San Andrés de Giles y refugiarse en la embajada mexicana. El 19 de julio de 1980, un cáncer de pulmón le arrebató la vida. La decisión de la cúpula militar de impedirle al ex presidente la salida del edificio diplómatico, hizo que un tumor curable se transforme en letal. Solo pudo abandonar el país cuando el cuadro era irreversible. Los últimos días de su vida transcurrieron en Cuernavaca, México.

Otras Noticias ►

Rural bike: Villa Ruiz fue una fiesta de las dos ruedas [Video]
Liga de Areco: Solís es cosa seria
Reportan el séptimo caso de dengue en Giles
Mirá qué billetera virtual hace rendir mejor tu plata
Karting: Mehats volvió a ganar y Ramella sumó otro podio
Liga mercedina: Villa Manchi, San Bernardo y Frontón suman rodaje
Fuerte rechazo de los empleados a la posible privatización del Banco Nación
Abrieron las inscripciones para los Juegos Bonaerenses 2024
Detienen a banda que venía de hacer robos millonarios