San Andrés de Giles, AR
martes, mayo 21, 2024
clear sky
9 ° c
90%
7.43mh
7%
10 c 10 c
mié
10 c 10 c
jue
10 c 10 c
vie
3 c 3 c
sáb
Actualidad

Cómo prevenir intoxicaciones por monóxido de carbono

La llegada del invierno genera un crecimiento exponencial del riesgo de intoxicación por monóxido de carbono, dado que para combatir las bajas temperaturas se suelen cerrar puertas y ventanas, impidiendo la entrada de aire fresco.

En este sentido, desde el Ministerio de Salud de la Nación alertan que el gas “ingresa al organismo a través de los pulmones y desde allí pasa a la sangre, ocupando el lugar del oxígeno“. El efecto inmediato es un daño muy importante para el cerebro y el corazón, que puede traducirse en intoxicaciones potencialmente mortales.

El mayor peligro radica en que muchas de las intoxicaciones se producen durante la madrugada, cuando las víctimas duermen y no pueden percatarse de la intoxicación. A esto se le suma que el Monóxido de Carbono no tiene olor, calor, ni sabor y no produce irritación.

Los síntomas incluyen dolor de cabeza, debilidad, mareos, náuseas o vómitos, falta de aire, desorientación, visión borrosa y pérdida de conocimiento. Para revertir estos efectos, se debe ventilar el lugar, retirarse de la zona contaminada y asistir rápidamente a un centro de salud.

La contaminación se produce por la combustión incompleta de cualquier material que contenga carbono – gas, petróleo, carbón, kerosén, nafta, madera, plásticos, entre otros – en un ambiente con una concentración de oxígeno insuficiente. Los artefactos que suelen producir el tóxico son los calefones, termotanques y calderas; estufas, braseros y salamandras; cocinas, anafes, calentadores, parrillas a leña o carbón, hornos a gas o leña; y motores de combustión.

Para prevenir este tipo de accidentes se recomienda:

  • Mantener los ambientes bien ventilados
  • Si se encienden brasas o llamas de cualquier tipo, no dormir con éstas encendidas. Siempre apagarlas fuera de la casa.
  • No usar el horno u hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente.
  • No mantener recipientes con agua sobre la estufa, cocina u otra fuente de calor.
  • El calefón no debe estar en el baño, ni en espacios cerrados o mal ventilados.

Algunos indicios que nos pueden hacer sospechar la presencia de monóxido de carbono en el ambiente:

  • Coloración amarilla o anaranjada de la llama de hornallas o estufas
  • Aparición de manchas de hollín, tiznado o decoloración de los artefactos, de sus conductos de evacuación o alrededor de ellos.

Otras Noticias ►

Agenda Cultural: actividades gratuitas para el fin de semana
Bomberos Voluntarios de San Andrés de Giles convocan a la Asamblea General Ordinaria
Pronóstico de fin de semana: ¿Cambia el clima en San Andrés de Giles?
El semillero gilense juega una nueva fecha
Así se juega la primera fecha de la Liga Local de Clubes
Un mes del accidente en Villa Espil: ¿Cómo sigue la causa?
Bruta Cumbia: una fiesta a gran escala
Todos por el Alma: la campaña solidaria para reparar el gimnasio del club
Polideporte: todo lo que pasó en la última semana