Día Mundial del Donante de Sangre: “la donación sirve para salvar vidas”

anuncio infociudad frigorifico costanzo

En 1901, el patólogo Karl Landsteiner descubrió que dentro de los glóbulos rojos había distintos tipos de sangre: A, B, AB y 0. Algunos años después, descubriría el factor Rh, proteína que además permitía discriminar el factor sanguíneo en positivo y negativo.

A raíz de estos descubrimientos, el médico austríaco fue galardonado con el Premio Nóbel de Medicina de 1930, y el 14 de junio, día de su nacimiento, fue fijado como el Día Mundial del Donante de Sangre.

Desde entonces, esta efeméride ha servido para concientizar sobre la importancia de donar sangre. En este sentido, la licenciada en Hemoterapia Aldana Gómez, explica a Infociudad: “básicamente, la donación sirve para salvar vidas. En muchos casos, también para mantener la calidad de vida de muchos pacientes, como por ejemplo los que están llevando adelante un proceso oncológico. También hay otras enfermedades hematológicas, que hacen que las personas necesiten de transfusiones para vivir“. Y agrega: “después tenés las transfusiones que tienen que ver con una hemorragia, algún accidente, entre otras situaciones“.

Con respecto al proceso de donación, explica: “es bastante sencillo. Empieza cuando la persona se acerca al servicio de Hemoterapia, ya sea un donante voluntario o un donante de reposición. Luego, le hacemos una entrevista y controles clínicos como medir la presión y la temperatura. Después de ese protocolo, el vecino se sienta en el sillón para comenzar con la donación de sangre. Es un pinchazo con una aguja conectada a una manguerita que va a una bolsa. La donación en sí dura de diez a quince minutos como máximo“.

Luego, al donante se le entrega un té y un alfajor, junto a algunas recomendaciones y un certificado para poder tomarse el día laboral: “corresponde por la Ley 22.990, que es la Ley de Sangre. No te pueden descontar premio, ni presentismo, ni nada, porque es un día que se otorga en agradecimiento en haber venido a donar sangre“.

Screenshot 1
“Doná sangre para que el mundo siga latiendo”, el lema elegido para este año por la Organización Mundial de la Salud

El trabajo durante la pandemia

Con la llegada de la pandemia, las transfusiones se volvieron vitales para el tratamiento de muchos pacientes, gracias a la donación de plasma. “Nosotros, en el servicio de Hemoterapia, hacemos extracciones de plasma en los pacientes de Covid. También hacemos un llamamiento a la población, invitándolas a donar plasma. Además, hay un cuaderno en la guardia, donde las personas pueden anotarse como donantes voluntarios”  detalla Aldana.

Una vez anotado, el paciente es entrevistado para constatar que esté en condiciones de donar. Luego, se toma una muestra, que se remitirá al hospital Vicente López de General Rodríguez, en donde se titulará de a cuerdo a cuántas defensas generó el paciente ante el Covid. “Si el título es de más de uno en 800, la persona puede ser un donante de plasma. Ahí nos avisan, nosotros nos comunicamos con la persona y le contamos qué título tiene“. A partir de ese momento, el municipio dispone de un vehículo para llevar y devolver a su casa al donante.

La crisis epidemiológica, también llevó a que se modifiquen los protocolos laborales. En esta línea, explica: “el trabajo cambió mucho. De hecho, en la medida de lo posible estamos dando turnos, contactándonos con los familiares del paciente que va a traer los donantes para coordinar un día y un horario. Se da un turno cada media hora, aproximadamente. De todas maneras, si cualquier día de la semana viene una persona a donar voluntariamente, los atendemos igual“.

Si bien las donaciones son vitales para los pacientes, lo cierto es que los donantes regulares son muy pocos. “Siempre tenemos que ir detrás de la búsqueda del donante. Tenemos muy pocos donantes voluntarios, te diría que no más de cinco” declara Gómez.

En cuanto a la situación del banco de sangre, precisa: “vamos por semanas: hay semanas buenas, semanas malas donde tenemos muy poca sangre. Se va viendo día a día generalmente“. Durante el año pasado, el hecho de que se haya reducido la accidentología a raíz de la cuarentena, sumado al mantenimiento de las donaciones y la baja de las transfusiones en general, hizo que el banco creciera. Recién se volvería a normalizar el trabajo, con la flexibilización de las medidas iniciales.


Quienes quieran donar sangre, pueden acercarse al hospital San Andrés, de lunes a viernes, en el horario de 7:00 a 10:00.

Escruche a plena luz del día: la pista que sigue la Policía

Encontranos en

anuncio infociudad frigorifico costanzo