Giles no es AMBA pero parece ¿Arrancamos la fase 4?

El viernes por la noche cuándo Alberto Fernández oficializó la extensión de la cuarentena hasta el 24 de mayo, seguro muchos comenzaron a googlear “AMBA” (Area Metropolitana de Buenos Aires), ya que esa zona fue señalada como la más conflictiva de la pandemia. Todo el país podrá ir por la fase 4, mientras que el AMBA quedará en la 3.

Lo cierto es que a los gilenses el “AMBA” nos pasa cerca -llega hasta Luján- aunque últimamente parece incluirnos. Si se analiza como se maneja la cuarentena en nuestra ciudad es más similar a la de una de esa zona roja del mapa que a las del interior. De hecho, el propio intendente Carlos Puglelli suele manifestar su preocupación por la cercanía del pueblo a Luján, comuna con 22 casos positivos.

Luego de varios días y un cumplimiento ejemplar de la cuarentena, los gilenses comenzaron a preguntarse que pasará con nuestros días. Si nos guiamos por las acciones del Estado local estamos más cerca de seguir en la fase 3 que pasar a la 4 (como tendría que ser según el análisis del Gobierno Nacional y Provincial).

Siguiendo esta línea y teniendo en cuenta que hace más de un mes que no se registran casos positivos de COVID-19 en Giles, los comerciantes empezaron a manifestar su malestar por la imposibilidad de trabajar como se hace en otras ciudades. De hecho, en Giles, tampoco están permitidos los paseos de niños quienes ya llevan más de 50 días en sus casas.

Giles va a otro ritmo. Mercedes, por ejemplo, está a la misma distancia que nosotros de Luján y decidió reactivar con protocolos el funcionamiento de la comuna. A partir de hoy los chicos van a poder salir de sus casas y desde la semana pasada casi todos los rubros (incluyendo peluquerías y actividades de contacto) ya están funcionando con atención al público controlada. Vital para reactivar la economía local.

En términos sanitarios, Mercedes invirtió en el Nosocomio de la comuna, diseñó una aplicación de atención online las 24 horas y puso en marcha del Laboratorio de virología molecular. A su vez, creó un Comité de Crisis donde el Estado, los partidos políticos, las fuerzas de seguridad, representantes de comercios y las instituciones analizan el día a día de la pandemia.

La comparaciones no siempre son buenas aunque sirven para saber donde estamos parados. Pensar en una cuarentena estricta y eterna no parece ser el camino correcto, Giles va a tener que reactivarse con recaudos y protocolos sanitarios, entendiendo que el compromiso de todos es el mejor antídoto ante el virus.

Para San Andrés de Giles parece que llegó el momento de trabajar seriamente en como se ingresa a la fase 4 cuidando a los vecinos y, en especial, a nuestros profesionales que desde el minuto cero mostraron un gran compromiso con la crisis que transitamos. Ir a un Estado más presente, con mayor y mejor comunicación a los vecinos, controlador e inteligente es el gran desafío.

 

 

La variante Delta circuló por San Andrés de Giles

Encontranos en