Falleció en un accidente en nuestra ciudad y una cochería lo enterró como “NN”

El pasado 6 de abril un trágico siniestro vial en nuestra ciudad se cobró la vida de un joven oriundo de Avellaneda. Este triste episodio ocurrió sobre la Autopista 7, en el tramo que une a Carmen de Areco con Giles en dirección Luján.

Según contaron fuentes oficiales, en el lugar del hecho, a Infociudad; el camión cargado de soja habría subido a la calzada tras dejar un camino rural. A los pocos metros, una camioneta marca Peugeot, modelo Partner de color blanca, embistió al transportista en la parte trasera por causas que hoy se desconocen. El conductor de la camioneta, falleció en el acto.

Sin embargo, el triste episodio no fue el único que en la actualidad tiene que transitar la familia. Un grave error de la empresa funeraria que trasladó el cuerpo causa otro gran disgusto, ya que para la Justicia, el joven sigue con vida.

Tras el accidente, la ART contrata a la empresa Compañía de Sepelios Yrigoyen de Avellaneda para que efectúe el traslado. El fallecido tenía la identidad comprobada por medio del DNI, la cédula azul del vehículo y el permiso para circular. Toda documentación que el fallecido tenía en la riñonera puesta.

Pero al momento de regresar con el cuerpo, la empresa Compañía de Sepelios Yrigoyen sale de San Andrés de Giles con un certificado de defunción como “NN”, así el joven, legalmente, no está muerto. Hecho por el que fue ingresado en el Cementerio de Avellaneda como “NN”.

“Introducir un cuerpo como NN es totalmente ilegal. Nosotros no sabíamos nada y ahora nadie se quiere hacer cargo” destacó un tío del joven a Infociudad y agregó “hoy en día la familia está totalmente trabada para iniciar cualquier trámite”.

Ante esta situación, la cochería –que cobró el traslado de la ART, y el servicio de entierro- no se hace responsable del error, por lo que familiares de la víctima contrataron a un abogado para revisar todo el proceso.

La variante Delta circuló por San Andrés de Giles

Encontranos en