Marcelo Pontiroli: el gilense de Primera División

Un día como hoy, pero de 1978, nacía en nuestra ciudad Marcelo Luis Pontiroli, el gilense que se perpetuó en la elite del fútbol argentino. De atajar en las tranqueras de la ruralidad a los arcos de los grandes estadios, su carrera fue maratónica incluyendo récords y varios clubes.

Los amantes del fútbol suelen escuchar una frase: “si no es fácil llegar, imaginate lo que es mantenerte“, en referencia a la difícil competencia que representa nuestro deporte por excelencia. Pontiroli debutó a mediados de los 90 y se retiró recién en 2011 luego de más de 400 partidos jugados. Una carrera reconocida en todo el territorio nacional.

Todo comenzó en Deportivo Español y siguió por Indpendiente, Argentinos, Belgrano de Córdoba, Lanus, Varzim (Portugal) y Deportivo Merlo, club donde se retiró profesionalmente. El Pelado de 1.88 metros hasta se dio el lujo de gritar un gol desde los 12 pasos.

Los hitos de la carrera de Pontiroli son varios. El primero se dio en su debut ante Vélez: cuándo el partido estaba por terminar, un tal José Luis Chilavert se la clavó al ángulo de tiro libre. Ese fue el primer grito del paraguayo en el fútbol argentino.

“En el momento no me di cuenta que había pateado Chilavert. Después con el paso de las horas decía “la pucha, me hizo un gol un arquero”, pero después cuando empezó a hacer goles de todos lados decía “gracias a Dios yo fui el primero, se van a acordar de mi” contó Marcelo en una nota que le realizó Infociudad.

Ponti también sumó récords positivos: hoy se encuentra en el podio de los arqueros con más penales atajados en Primera División (esta tercero) y es el portero que mayor cantidad logró detener en un torneo corto. En Belgrano, por ejemplo, fue elegido entre los 100 jugadores más destacados de la historia, según el Diario La Voz.

Durante sus años entre los tres palos, Pontiroli se midió con varias leyendas. La lista es increíble: Maradona, Romario, Francescoli, Ronaldinho y hasta Cristiano Ronaldo cuando coincidieron en Portugal. Marcelo no era de los que pedían camisetas pero una vez hizo una excepción: en su poder tuvo la de Román que luego regaló a un amigo.

Pontiroli en la actualidad se encuentra ligado al fútbol. El técnico profesional tiene su escuela de fútbol recreativo en el complejo que montó en un predio lindero a su vivienda del Acceso Colón y también colabora con instituciones locales, de hecho jugó en Villa Manchi la última temporada. La sabiduría del jugador más importante de nuestra historia local es un bien patrimonial.

“Que no se guarden nada, que intenten todo para llegar. Son muy pocos los que tienen la posibilidad vivir del fútbol. Entonces el consejo mío es que no se guarden nada, que se cuiden, que se entrenen. Si llegan bárbaro, bienvenido sea. Y si no llegan que no se queden con ese reproche de “si hubiera hecho tal cosa, si hubiera entrenado mejor, si me hubiera cuidado y no hubiera salido”, porque después ya es tarde” destacó Pontiroli cuándo Infociudad le consultó sobre qué consejo le daría a un joven que sueña con jugar en Primera.


Entrevista a Marcelo Pontiroli sobre su carrera: “Mano a mano con Pontiroli”

Se viene un nuevo torneo de League of Legends en Giles

Encontranos en