Giles en un lugar estratégico: el Oeste crece con nuevos desarrollos

El Oeste de Buenos Aires se abre a una nueva oferta de espacios y proyectos que potencian sus cualidades. Los desarrolladores advirtieron este crecimiento poniendo su enfoque en una zona sumamente atractiva por su cercanía a la Capital Federal. Nuestra ciudad, en esta oportunidad, no se cae del mapa.

Según publicó La Nación en su nota “El Oeste amplía su oferta de proyectos comerciales” las inversiones en esta zona fueron millonarias durante los últimos años. La extensión de las Autovías 7 y 8 fueron claves para este crecimiento que recién se está proyectando.

Desde polos comerciales y gastronómicos hasta grandes desarrollos urbanísticos ya se pueden apreciar en la zona. Un ejemplo de este último grupo es lo que está ocurriendo en Moreno o General Rodríguez donde se llevó a cabo un emprendimiento de casas llave en mano en un barrio abierto sin expensas a metros del acceso Oeste.

Según publica La Nación el proceso de crecimiento es claro: los hitos de desarrollo de las zonas son primero la oferta residencial, luego la comercial y de servicios, y finalmente la corporativa o de oficinas. Un paso a paso que se expande con el valor agregado de la seguridad que brinda esta región.

Luján ya dio el primer paso: el año pasado, abrió sus puertas Luján Walk. El emprendimiento de US$15 millones de inversión fue desarrollado por N.A. Desarrollos, la empresa que lidera Eduardo Novillo Astrada, quien fundó Village Cines y fue el conductor de un equipo de trabajo que desarrolló las 10 localizaciones que Village Cines gerencia en la Argentina y que incluyen sitios emblemáticos como Recoleta Mall y Village Pilar.

San Andrés de Giles se beneficia de este crecimiento indirectamente. En primer lugar, el desarrollo de la zona Oeste le da cercanía a los vecinos a nuevas oficinas de trabajo y centros comerciales de calidad. Situación impensada en otros años.

Si bien no está en el horizonte de la ciudad el crecimiento urbano – comercial de este tipo, como ocurrió en otros casos, muchos ya miran con atención nuestra tierra para pasar sus días. A pocos minutos de la zona de influencia, es un buen lugar para pasar los días. De hecho, sobran los ejemplos de nuevos habitantes que se sumaron por motivos parecidos.

Otro de los puntos positivos es el beneficio que podría obtener el turismo local -en Giles todavía no se potenció- y la vidriera que tendrá la ciudad al pertenecer a esta zona específica. Sin dudas, el reciente desvío y el proceso de descentralización de la Capital Federal cambiarán en el futuro la dinámica de nuestra ciudad. Una situación que parece darse de forma natural.

Escruche a plena luz del día: la pista que sigue la Policía

Encontranos en