“Para cambiar realidades primero hay que conocer, después planificar y sobretodo hacer”

Hablamos con Marina Moretti, la candidata del Frente de Todos.

A pocos días de las elecciones, la candidata del Frente de Todos habló con Infociudad. En esta oportunidad Moretti se refirió a varios temas; desde las charlas que mantiene con los vecinos, hasta las críticas que recibe de la oposición y su desempeño en el debate del Centro de Cultura.

IC: Si bien parece que las PASO fueron hace muy poco, este domingo ya vamos a volver a votar ¿Cómo transitas esta última semana?

MM: Es cierto que hay una sensación de que pasó poco tiempo, también la modificación del calendario electoral hace que lo veamos de otra manera. De todas formas, creo que todos vamos a coincidir en que la realidad sanitaria de agosto y la que tenemos hoy es muy distinta; la vacunación nos permitió empezar a transitar la salida de la pandemia y hoy los vecinos lo viven así.

Ahora es importante recordar como fue el año, en mayo la Argentina se debatió para ver si el sistema de salud podía resistir, se tomaron decisiones importantes, algunas muy antipáticas, pero permitieron que todos puedan recibir atención y eso no pasó en muchos lugares del mundo. Habrá tiempo de análisis más adelante, claro que hubo errores, pero lo fundamental se cumplió.

Después la última semana de la campaña se transita como todas, trabajando, recorriendo mucho con las boletas, hablando con los vecinos. Muchas de estas cosas son diarias para nosotros, de hecho, ya tengo reuniones para después del 14 (fecha de las generales). Siempre lo dije y lo sostenemos con nuestra acción, nosotros estamos siempre, ganando, perdiendo, siendo oficialismo u oposición. Eso no lo va a cambiar un resultado.

IC: ¿Qué te llevas de las charlas con los vecinos?

MM: Las charlas son muy enriquecedoras. Creo que todos coincidimos en que son tiempos difíciles en los que se está haciendo un esfuerzo muy grande por sostener los hogares, la inflación es un tema recurrente. Pero también hay demandas que son claras y que tienen que ver con la necesidad de ser propietarios y dejar de alquilar, el primer empleo de los jóvenes e incluso situaciones particulares de los barrios y localidades donde ellos viven.

Lo vengo diciendo mucho en estos días: para cambiar realidades primero hay que conocer, después planificar y sobretodo hacer. Nosotros tenemos un gran desafío que es el de ser mejores en nuestra ciudad y lo podemos hacer, sabemos que hay cosas que tienen que cambiar y en eso estamos. El tiempo que viene necesita de mucha autocritica, de escuchar mucho más y de construir entre todos, porque tampoco sirve lo que plantean algunos de oponerse por oponerse. Si solo nos dedicamos a decir “no” o criticar porque no lo haces vos, es muy difícil que podamos salir adelante. Tenemos que ayudar, nuestras discusiones políticas no pueden nunca cruzar una línea que retrase las obras y la mejor calidad de vida de los vecinos. 

IC: Tocaste un tema muy recurrente en estos días y que la oposición tomó como discurso: vienen las elecciones y hay obras ¿Qué opinás sobre eso?

MM: El vecino no tiene la obligación de saber cómo es el proceso de una obra y puede opinar o criticar con todo su derecho, yo eso lo respeto. Ahora si la oposición plantea eso lo hace queriendo sacar una ventaja política, porque todos los que estamos en gestión sabemos que antes de una obra hay una presentación de proyecto, una licitación, una revisión de esa licitación y tantos otros procesos administrativos. Salvo que lo desconozcan y eso sería más preocupante.

La realidad es que hasta mediados de este año toda la atención estaba puesta en la administración de la pandemia, cada recurso se destinaba o se cuidaba muchísimo pensando en lo que podía pasar y de qué manera garantizábamos la atención de todos. También hay que sumar que muchas personas comenzaron a reincorporarse a sus trabajos después de que recibieron una o dos dosis, muchas áreas vieron diezmados a sus equipos. Y en el ámbito privado también pasó.

Las obras se gestionaron oportunamente y en este tiempo de apertura, donde todo se va encaminado hacia la normalidad, esos trabajos empiezan a concretarse. Queremos que las obras se empiecen y se terminen y se planifican para eso; al vecino le puedo decir que lo que están viendo hoy es lo que va a pasar en Giles en los próximos años. Se va a construir un colegio, se va a terminar otro y así con muchísimas obras más que se van a llevar adelante. Tenemos que estar todos los días en obra.

IC: En el debate los chicos te aplaudieron en varias oportunidades ¿Te sentís ganadora?

MM: ¡No se podía aplaudir! (Risas) Se los agradezco a los chicos y me puso contenta escucharlos. Uno no va a un debate a ganar o perder, sino a exponer sus ideas. Creo que lo que pudimos poner nosotros en claro son las ideas que tenemos, los proyectos y decir cómo las vamos a llevar a cabo. Y si eso pasó, si eso se entendió, para mi es suficiente.

Personalmente me encantó la experiencia de debatir y más aún porque estaba el Centro de Cultura repleto de estudiantes y cada eje salió de ellos. Había que estar a la altura de las circunstancias. Después si hubo cruces propios de un debate, yo no podía mirar para un costado o no decir nada cuándo escuché en varias oportunidades a algunos candidatos decir proyectos que ya existen en nuestra ciudad. Creo que tenemos que ser responsables y prepararnos mucho cuándo tenemos la responsabilidad de presentarnos a una elección, no se trata de repetir lo que se escucha en la TV o lo que se ve en las redes sociales de lo que pasa a nivel nacional. En Giles hay una realidad de la que todos nos tenemos que hacer cargo.

IC: ¿Cómo se imagina Marina Moretti después del 14 de noviembre? ¿Se empieza a pensar en el 2023?

MM: No pienso en términos electorales, todos saben que me gustaría ser intendenta de Giles pero no es una idea que se me ocurrió ahora, vengo trabajando en esto hace 10 años. Y eso para mí lo define el voto de la comunidad, no es algo que uno pueda digitar o plantearse a futuro como algo que va a pasar. Si hago las cosas bien, tal vez, tendré el honor de ocupar ese lugar y eso es lo que quiero. 

Después del 14 de noviembre voy a estar planificando, gestionando obras, ayudando al Gobierno Municipal, trabajando en ANSES todos los días y estando cerca de los vecinos. Ojalá que esta elección nos sirva para que más gilenses se sumen a nuestro espacio con su voto de confianza, pero también para venir a discutir con nosotros como queremos que se desarrolle la ciudad.

Mirá, en estos días hablé con muchos vecinos, incluso con varios que tal vez no nos van a votar y esas charlas nos enriquecieron aún más, porque nos permiten pensarnos, saber cómo nos ven, ocuparnos de sus preocupaciones y así ampliar nuestra plataforma política. La única manera de construir algo mejor es escuchando con atención a los peronistas, a los radicales, a los liberales, a todos; porque en definitiva lo que está en juego no son nuestras bancas en un concejo, sino como van a vivir los gilenses en los próximos años. Y nuestro deseo es que sea mejor que ayer y mucho mejor de lo que ellos desean hoy.

¿Por qué una calle de Mar del Plata tiene el nombre de un vecino gilense?

Encontranos en