Propuestas, cruces y chicanas en el #DebateJoven

A poco más de una semana para las elecciones generales, los candidatos debatieron en el Centro de Cultura.

Los candidatos junto a los alumnos.

La Escuela N° 1 desde el 2017 tomó la iniciativa comenzando a organizar debates electorales destinados a jóvenes de todas las escuelas de San Andrés de Giles. Con el paso de los años el evento se fue profesionalizando logrando ser una fecha de interés comunitaria, de hecho, hoy el #DebateJoven fue transmitido por TV, radios locales y por internet para todos los vecinos.

Si bien todos pudimos ver el producto final, el #DebateJoven tiene un detrás de escena que llevó mucho trabajo. Los alumnos estudiaron debates de otros países del mundo, prepararon encuestas para definir los ejes temáticos entre estudiantes y se capacitaron para llevar adelante la jornada. Desde el fotógrafo, hasta los operadores de la pantalla, locutores y los guionistas fueron jóvenes de la escuela. Ningún docente o directivo intercedió durante la hora y media del evento en el Centro de Cultura. Para aplaudir.

La sala sintió la esencia del debate. Desde autoridades como el intendente Puglelli, concejales, vecinos y alumnos de escuelas céntricas y rurales participaron respetando el aforo. A su vez, los chicos de las instituciones que no pudieron estar presentes estuvieron en salones mirando por internet el minuto a minuto de la jornada.

La modalidad

El debate contó con tres ejes temáticos: Economía y oportunidades; Juventud, cultura y educación; y Medioambiente. Cada candidato tuvo dos minutos para exponer y un minuto de réplica. También tuvieron un minuto en el inicio para presentarse y la posibilidad en el final de hacerse preguntas entre ellos. Otro acierto en la dinámica fue la existencia de una urna donde los presentes hicieron preguntas que los chicos de la organización seleccionaron para cada participante de las elecciones generales.

Las positivas y negativas del debate

Ya en la previa se notó que los candidatos no fueron a un debate más. La sala casi llena, el formato televisivo que planificaron los estudiantes, la presencia de autoridades y la de medios de comunicación, hicieron que el evento tenga otro tipo de relevancia. Y la tensión que esto produce se sintió.

Analizar quién ganó y quién perdió más, es practicamente imposible. Sin embargo, pasaron cosas en el debate que no se habían registrado antes y el público reaccionó en más de una oportunidad. Si bien no estaban permitidos los aplausos o abucheos, mantener el orden fue difícil ante un público que fue protagonista.

Marina Moretti (Todos) mostró su agenda de propuestas. Los alumnos rompieron el silencio aplaudiéndola en tres oportunidades cuándo en su elocusión dejó en off-side a los candidatos que propusieron bajar tasas y otros proyectos que ya existen en la actualidad. También tuvo una chicana para Agustina Baldou, quien había pedido respetar las ordenanzas pero colocó toda su cartelería sobre los postes de luz. Acción que no está permitida por ley. La candidata de Juntos dijo desconocer esa norma.

Agustina Baldou (Juntos), que hoy corre con ventaja, se mostró activa también. Enumeró propuestas en los diversos ejes y mantuvo un tono firme, sin embargo, se complicó con el reloj en varias veces (no le alcanzó el tiempo) y abusó de la lectura de sus ideas. En el final buscó a Augusto Bianchi consultándole que opinaba sobre salud y se cruzó con Marina Moretti por la ordenanza de los postes de luz.

Augusto Bianchi (Partido Federal) pasó sin sobresaltos el debate. De la oposición fue el único que reconoció buenas gestiones del municipio y detalló que haría si fuera concejal. Sin embargo, alguna de sus propuestas son más de carácter ejecutivo que legislativo. Esa confusión se notó en su discurso.

Fernando Lauritto (Avanza Libertad) dejó en claro que es bueno en la oratoria pero no alineó su mensaje con la consigna del #DebateJoven. Casi todas sus propuestas eran repeticiones de lo que plantea su espacio político a nivel nacional y nos dejó una insólita: propuso poner un sistema de transporte para llevar a los gilenses estudiantes a Capital Federal o La Plata. Una medida imposible de llevar a la práctica que no existe en ninguno de los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires.

Natividad Bravo (+ Valores) con un tono sereno se instaló en la escena política. La representante de las iglesias evangélicas mostró algunas de sus propuestas. Teniendo en cuenta que es su primer participación cumplió con las expectativas.

IMG 5034

Encontranos en