De Giles a Arkansas, la experiencia de Julia Condemi

La ingeniera química fue una de los 45 argentinos elegidos por la Comisión Fullbright para estudiar en la Universidad de Arkansas. Hablamos con ella sobre sus días en Estados Unidos y sus proyectos a futuro.
anuncio infociudad frigorifico costanzo

Julia Condemi (24) es ingeniera química, y trabaja en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) y en la empresa Protect & Gamble, dueña de marcas como Gillette, Magistral y Duracell. En agosto, fue aceptada en el programa “Friends of Fullbright” organizado por la Comisión Fullbright y la embajada de Estados Unidos. Gracias a esta iniciativa, pudo viajar a Fayetteville, Arkansas para estudiar en la universidad del Estado junto a jóvenes de todo el planeta.

“Fuimos seleccionados 45 chicos de todo el país, entre 800 aplicantes” – explica Julia a Infociudad desde Estados Unidos – “es una beca para estudiantes de grado de todas las carreras del país. Tiene el objetivo de promover el intercambio, que vengamos a estudiar inglés por siete semanas y cursar algunas materias, y nos cubre todos los gastos. Vine en agosto y me quedo hasta principios de octubre“.

El programa, está orientado a brindar herramientas para que los estudiantes puedan mejorar la realidad de su país de origen: “el criterio que más pesa a la hora de seleccionar estudiantes es que hayan tenido participación social y que tengan un compromiso con la comunidad” detalla la ingeniera.

El camino a Arkansas

Como Julia terminó el secundario siendo abanderada del Colegio Los Robles y con un excelente promedio, el ITBA la becó durante toda la carrera. Pese a que en Argentina Ingeniería Química es una de las carreras de grado con menos egresados por año, ella logró recibirse con un promedio de 8.6. Esto ayudó a que la Comisión Fullbright la tenga en cuenta, ya que más allá de selecccionar estudiantes que deseen mejorar la sociedad, se interesaban especialmente en aquellos que tengan un promedio superior a 7.

Desde la comisión también valoraron su experiencia. Antes de aplicar, ya había pasado por la ONG Ingeniería Sin Fronteras: “hubo como un gran quiebre en mi vida desde que los conocí” – confiesa” – “su objetivo es generar impacto en la sociedad a través de proyectos de ingenieria“.

Dentro de esta organización, participó de la construcción de un puente en Berazategui: “era un barrio que nació como un asentamiento, entonces no llegaban las ambulancias, ni nada. Pasa un arroyo por ahí, entonces los mismos vecinos habían construido un puente bastante precario, que cuando llovía se inundaba“. Gracias al proyecto en el que trabajó Julia, los berazateguenses pudieron mejorar la circulación y la seguridad del barrio.

Al momento de pensar en el trabajo que realizaban, comenta: “lo que más me gustó de esa organización es que es bien horizontal. Todos los proyectos se encaran con la comunidad y no con una visión verticalista que diga ‘yo tengo la solución y te vengo a ayudar’“. Y agrega: “con Ingeniería sin Fronteras me di cuenta que la ingeniería puede servir para un bien social“.

Además, integró la organización Solidariamente, que realiza diversos servicios de consultoría para ONGs como la Fundación Pro Vivienda Social. En el caso de esta ONG, por ejemplo, se buscaba alentar la producción de huertas orgánicas en José C. Paz, para combatir los problemas alimentarios y ayudar a los vecinos de la localidad a generar sus propios ingresos. Desde Solidariamente, se encargaron de organizar todo el programa, de manera que sea eficiente y pueda salir adelante.

Eso es lo que expliqué en el ensayo que presenté para aplicar a la beca. Yo pienso que la ingeniería puede tener un enfoque social. Si bien no existe la carrera de Ingeniería Social, me parece que somos los profesionales los que podemos hacer el cambio con eso, hacer comunidades más sustentables, más igualitarias” expresa Condemi.

La vida en Fayetteville

Si bien Fayetteville es la tercera ciudad más importante del estado de Arkansas, es apenas un poco más grande que Mercedes. “Es un pueblo que vive básicamente por la universidad” – cuenta Julia – “la universidad es gigante, entonces todo el pueblo se acomoda en torno a ella. Por ejemplo, el transporte público es gratuito porque va a la universidad y desde ahí te conecta con todos los puntos“. Y agrega: “es muy verde, tiene cerca muchos lagos y ríos“.

Con respecto a los habitantes del lugar, señala: “acá en el sur son muy conservadores. Lo que ocurre es que como Fayetteville es una ciudad universitaria, tiene un grado más de progresismo en la ideología. Por ejemplo, acá tuvimos la marcha del orgullo. Al indentente lo pudimos conocer y es bastante progre para lo que es Estados Unidos“. Pero más allá de esto, comenta: “son bastante cerrados con ciertas cosas. Son muy cristianos, por eso es muy común ver a chicos de nuestra edad perteneciendo a una organización religiosa e invitándote a leer la biblia“.

Por otro lado, marca: “es todo muy estricto. Si la clase empieza ocho y media, empieza ocho y media; todo el mundo es bastante callado, respeta sus momentos para hablar. No existe el hecho de pensar por fuera de la norma, ni siquiera para ver qué necesita el otro. Eso está bueno porque te enseña a respetar las reglas, pero también, a veces vos ves que lleva a ahogarse en un vaso de agua, porque para resolver cosas son bastante estructurados“.

Al igual que en el resto del país, a Fayetteville le sobran vacunas contra el Covid. Sin embargo, solo el 60% de la población eligió vacunarse: “creen mucho en la libertad individual y la gente no se quiere vacunar. No saben cómo convencerlos, ahora están empezando a exigirlo, pero hay mucha movida en contra de la vacunación obligatoria“. Algo similar ocurre con los tapabocas, que se habían dejado de usar en abril, pero a partir de la variante Delta volvieron a utilizarse en lugares cerrados.

Sobre el lugar en donde está viviendo, declara: “originalmente, los chicos que venían de Friends of Fullbright, vivían en los dormitorios del campus. Lo que pasa es que este semestre, particularmente, hay muchos ingresantes. Entonces estamos viviendo en unos apartamentos que están buenísimos, que están más o menos a diez cuadras de la facultad. Son para cuatro personas y estamos viviendo dos. La beca cubrió todo: alimentos, pasajes, seguro médico. La verdad es que es como un sueño, super vale la pena“.

La jornada diaria empieza con una clase de inglés, junto a estudiantes de diversos países: “hay muchos panameños acá, mucha gente de Irak, Arabia Saudita, Laos, China. Ves diferentes culturas. El viernes, por ejemplo, los argentinos tenemos un evento en el que tenemos que enseñarle a la gente a tomar mate. Está buenísimo, porque esto apunta a ser super general“.

Actualmente, está cursando una materia llamada Innovación Social: “está bueno porque lo vemos desde el punto de vista de esta comunidad. Quizás vos pensás que tienen problemas re distintos a los nuestros, pero algunos sí y otros no. También es una sociedad con mucha desigualdad, entonces en cada clase nos vienen a hablar de distintos sectores como el alimenticio, energético, de la municipalidad, a contarnos sus problemas, y en la materia tenemos que hacer un proyecto para diseñar un poco mejor toda la red de negocios acá en la comunidad. Está super interesante porque es como un viaje de ida, una vez que abrís los ojos en esto, no tenés ganas de laburar en otra cosa“.

El futuro

Cuando vuelva de Estados Unidos, continuará dando clases en el ITBA y trabajando en Protect & Gamble. Sin embargo, pensando hacia adelante, proyecta: “a mí me gustaría hacer algo en un futuro en GIles. Primero estoy tratando de aprender, pero me parece que hay mucho para hacer y está bueno contagiar esta movida. También es importante entender que el impacto comunitario se puede tener desde cualquier área, no necesitás ser sociólogo, cualquier persona desde su lugar pueder aportar“.

Al momento de concluir, reflexiona: “estudié una carrera gratis en una de las universidades más caras de Buenos Aires y ahora estoy acá viviendo esta experiencia. Entonces me parece que está bueno dar el mensaje de que las cosas están ahí, que también tenés que salir un poco a buscarlas. También está bueno consultar, no tengo problema en que los chicos que lean esto me escriban. A mí me sirvió mucho hablar con gente que haya estado becada para poder aplicar a Friends of Fullbright, entonces me parece que está buenísimo consultar”.

ANSES trabaja en un proyecto de jubilación anticipada para personas con 30 años de aportes

Encontranos en

anuncio infociudad frigorifico costanzo