Adicciones y salud mental: ¿cómo abordarlo de manera integral?

El debate se disparó a raiz del violento y confuso episodio que sufrió Chano. Hablamos con dos especialistas de nuestra ciudad para conocer cómo se aborda el consumo problemático de sustancias desde la salud mental
anuncio infociudad frigorifico costanzo

El violento y confuso episodio que sufrió el cantante Chano Carpentier, quien fue baleado por un policía luego de sufrir un brote relacionado al consumo problemático de drogas, volvió a abrir el debate sobre cómo prevenir y abordar las adicciones desde la salud mental.

En este sentido, hablamos con el vecino Mauro Villanova, encargado del tratamiento ambulatorio en el SUM del Barrio Bicentenario los lunes y miércoles a las 18 hs. También consultamos a Antonela Molina, psicóloga de nuestra ciudad, que forma parte de TRAMA, una cooperativa de trabajo en salud mental de La Plata.

Mauro sabe en primera persona lo que es tocar fondo y desde ahí comprende la situación del cantante. Incluso, hace algunos años se conocieron personalmente en un tratamiento, ambos luchando para salir de las adicciones. Mauro hace más de 7 años que está limpio, a diferencia de Chano quien todavía necesita ayuda. “Mientras uno está consumiendo tiene el deseo de parar pero no sabe cómo hacerlo y está gobernado por la enfermedad y lamentablemente consumir te lleva siempre a los mismos lugares: las cárceles, los hospitales o te terminás muriendo”, explica.

Desde TRAMA, Antonela Molina explica que hay muchos mitos alrededor del consumo problemático de sustancias. Niegan esa idea de que es como una carrera en la que se empieza con el cigarrillo, el alcohol, la marihuana y luego drogas más duras. “Es un mito que hay que deconstruir, ya que las adicciones son una construcción socio-bio-psicológica, de ahí la complejidad de su abordaje, porque los determinantes que se ponen en juego son múltiples y su prevención debe ser desde una perspectiva integral de la salud”, sostiene.

Sobre su recuperación, Mauro explica que consumió durante 10 años. “No se puede revertir en un mes, por más que el deseo de salir esté, me daba cuenta que venía  haciendo un montón de cosas mal y para tapar esa culpa seguía consumiendo porque no podía hacer otra cosa”.

Desde la mirada profesional confirman que “la salud mental es un proceso” y destacan como fundamental para un abordaje integral “la implicancia de todos los actores de la sociedad” como lo son las familias, las escuelas, los clubes y los servicios de salud. “Todos estamos siendo parte de un devenir histórico que tiene sus particularidades y que debemos responder desde la responsabilidad que nos toca, de los roles que ocupamos, pero sobre todo con solidaridad entre instituciones”.

Además creen importante “no estigmatizar el consumo ni relacionarlo con peligrosidad, es erróneo y perjudica a los que lo padecen como a las familias que son redes de sostén en estas situaciones”. Explican que no se trata de “juzgar como un loco o un delincuente cuando de lo que se trata es de una cuestión de salud mental e integración a la comunidad”.

Mauro asegura que a raíz de lo que pasó Chano, volvieron a verse “los prejuicios que hay contra el adicto y cómo la sociedad juzga sin saber que se sufre mucho. Si yo hubiera sabido que me iba a pasar todo lo que me pasó cuando empecé a consumir, no hubiera consumido. Uno no busca destruir a su familia y lastimar a un montón de gente, y sobre todo lo que menos quiere es lastimarse uno”.

Sobre el caso del cantante opina: “Estoy seguro que Chano no quiere estar como está, pero no está pudiendo hacer otra cosa, es uno más de los tantos que consumimos e hicimos un montón de desastre, se hace conocido porque es Chano, pero acá en Giles y en el mundo hay miles que pasan por las mismas tocadas de fondo que él está teniendo”.

Desde TRAMA sostienen que el marco legal de la ley de salud mental de nuestro país es de gran importancia ya que enmarca por primera vez al uso problemático de drogas como un padecimiento de salud mental. Sin embargo aseguran que sin la participación de todos los actores de la sociedad, la ley solo se queda en un papel, por eso “es necesario y urgente construir espacios de mayor contención y circulación de la palabra sin prejuicios ni estigmas”.

En San Andrés de Giles ese trabajo es abordado por Mauro cada semana en el SUM del Barrio Bicentenario, donde vecinos y vecinas en recuperación son escuchados, y trabajan día a día para cambiar su realidad y salir adelante. Si necesitás ayuda o conoces a alguien que esté atravesando esta difícil situación, podes contactarte al 2325-685946 .

Hackean perfiles de vecinos para estafar por redes sociales

Encontranos en

anuncio infociudad frigorifico costanzo