Hasta siempre querido Cholo

anuncio infociudad frigorifico costanzo

Todavía recuerdo aquella mañana fresca de mayo en la que entrevisté a Orfilio Latorre. “Cholo”, como lo conocían en el pueblo, llegó caminando con su libro recién publicado en la mano. Él siempre vivió en mi barrio, su casa se diferenciaba enseguida de las demás porque en su frente decía “Mi sueño” y estaba llena de plantas y flores.

En 2016 publicó la “Historia del Instituto Jorge Eduardo Coll”, un libro que recorre los inicios del hogar infantil de nuestra ciudad. Al año siguiente fue reconocido por las autoridades locales en un emotivo acto, y días después lo entrevisté para Infociudad. Esa entrevista fue el resultado de una charla hermosa que duró horas y que me permitió conocer la historia de vida de aquel escritor e investigador que fue mi vecino.

El fin de semana nos entristeció la noticia de su fallecimiento. Hace algunos años que Cholo se había mudado y vivía junto a su hijo en Jujuy, pero siempre nos acordábamos de él, de sus palabras y su especial compromiso con la historia de su pueblo, nuestro pueblo.

No imagino otra manera de recordarlo que no sea leyendo sus palabras, por eso les comparto aquella charla que tuvimos en 2017, luego de que su libro fuera reconocido en el Hogar Infantil. Después de enterarme de su fallecimiento, volví a releerla y enseguida Cholo se hizo presente, recordé su voz en cada frase.

“Trabajé mucho para Giles y nunca cobré un centavo, siempre fui un bohemio medio tonto, pero muero rico de contento”, me confesó aquella vez y me dijo que todo ciudadano debe tener por finalidad hacerle bien al mundo, hoy podemos asegurar que lo hizo, que nos dejó un legado enorme: sus horas de trabajo y sus investigaciones.

¡Gracias Cholo, hasta siempre!

Volvé a leer las notas en:

 

Escruche a plena luz del día: la pista que sigue la Policía

Encontranos en

anuncio infociudad frigorifico costanzo