Emprendedoras unidas

El encierro que impuso el Coronavirus, dio lugar a una gran creatividad.  Esto llevó a que surgieran innumerables emprendedores, de los cuales muchos no tenían experiencia previa.

Tratando de brindar una ayuda, Celeste Gigena y Victoria Rienzi formaron Emprendedoras de Pie, un club de emprendedoras desde el cual ayudan gratuitamente a colegas, publicitando sus trabajos y brindándoles consejos. El proyecto está pensado partiendo desde el trabajo en conjunto, en lugar de la competición individual.

Victoria, está atrás de “Valenchu” (en Instagram va_len_chu), un emprendimiento donde a través de la técnica del Macramé, produce espejos, cortinas, almohadones, entre otros objetos. Al momento de referirse al club, explica: “la idea es que sea un círculo en el que todas se vaya conociendo. Por el momento esto es a través de las redes, pero la idea es que cuando termine la situación que estamos pasando, podamos exponer y hacer más visibles nuestros trabajos“. Y agrega: “queremos ayudar a los emprendedores que están un poco trabados, o que no saben manejar las redes, o tienen vergüenza, o miedo. También a la gente que quiere hacer algo y no sabe qué“.

Celeste, es la responsable de C & C (en Instagram cyc.amano), y se dedica a diseñar con cemento productos diversos como lámparas, portasaumerios, portanotas, cuencos y macetas. Con respecto a lo expresado por Victoria, confiesa: “los miedos los tenemos todos. Al principio me costó salir a emprender, pero después pude hacerlo. Ahí conocí a Victoria, y entendí que no era a mí sola a la que le pasaban estas cosas“.

El camino del emprendedurismo, está atravesado por muchos desafíos. El primero tiene que ver con el hecho de poder hacerse del tiempo como para poder producir. En este sentido, el trabajo doméstico, para muchas mujeres, significa dedicarle menos horas a sus emprendimientos. Con relación a esto, Celeste detalla: “hay mujeres que por ahí tienen talento como para producir, pero no tienen donde dejar a sus hijos. Por eso pensamos en el club, para que el día de mañana podamos ayudar a esas mujeres a hacer lo que les gusta“.

Victoria, por su parte, añade: “lo bueno de emprender es que les permite una independencia económica, y decir ‘yo puedo, sin depender de’. Aparte ayuda mentalmente y emocionalmente, porque es una cadena. Te lleva a un montón de cosas: a conocer gente, concentrarte y a olvidarte de algunos problemas“. Por otro lado, marca que otra de las ventajas tiene que ver con que no es necesario contar con mucho dinero como para empezar a emprender: “con una base mínima, se puede empezar“.

El valor de la constancia

El error más común tiene que ver con desanimarse de entrada” comenta Victoria. “Emprender es un proceso que lleva su tiempo y hay que saber encontrar por qué lado ir. Esto puede llevar años, porque no es que de un día para el otro empezás a vender y vender“.

Además, señala: “la clave es tener paciencia, voluntad y saber que vas a fracasar, enojarte, y pasar por una montaña rusa constante; saber que en un momento por ahí vas a vender mucho, en otro vas a vender poco. Pero si realmente te gusta y te apasiona, el punto es tener paciencia y constancia, innovar y moverse, es un trabajo fino para progresar en el tiempo“.

Las dificultades para emprender en San Andrés de Giles

A diferencia de lo que pasa en ciudades vecinas como San Antonio de Areco o Mercedes, en nuestra ciudad no hay un lugar en donde los artesanos y pequeños emprendedores puedan exponer sus producciones. En este sentido, Celeste proyecta: “la idea es que el club termine siendo algo turístico, que sepas que cuando venís a Giles vas a ver un lugar donde hay emprendedores de todo tipo y color“.

Y si aún no hay un establecimiento de este tipo, no es por falta de interesados: “cuando formamos el club, nos soprendió que haya tanta cantidad de emprendedores, no imaginé que había tantos“.

Actualmente, Emprendedoras de Pie está trabajando en lo que será el “Catálogo Emprendedor“, una especie de guía online y gratuita, que permitirá agrupar por categorías a los distintos emprendimientos gilenses, facilitando su contacto con la gente. Además, está estipulado brindar talleres, para poder seguir fortaleciendo la cultura emprendedora gilense.


Para contactarse con el club de emprendedoras, hay que comunicarse vía Instagram con la cuenta clubemprendedorassag.

 

La variante Delta circuló por San Andrés de Giles

Encontranos en