Caliente sesión en el Honorable Concejo Deliberante

Ayer a la tarde, el Honorable Concejo Deliberante volvió a sesionar para tratar un total de 15 puntos. La sesión comenzó a las 19:30 y tuvo la particularidad de contar con una nueva secretaria. Es que Manuela Salaberry renunció y su lugar fue ocupado por Eloisa Arina, hermana del contador municipal Gastón Arina.

Antes de que comenzara la jornada, ya se sabía que el ánimo de los concejales iba a crisparse. Es que se presentaron tres proyectos muy sensibles para el momento político que atraviesa actualmente nuestro país.

  • Proyecto de resolución presentado por el bloque del Frente de Todos referido a la adhesión al Decreto Municipal N°1129/21.

La primera de las iniciativas buscaba que el cuerpo legislativo adhiera al decreto municipal que impone nuevas restricciones a raíz del incremento en los contagios. Al momento de votar, Mercedes Condesse, jefa del bloque de Juntos por el Cambio, declaró que desde su espacio coincidían “con el diagnóstico de que estamos atravesando una situación compleja“, pero no estaban de acuerdo con el hecho de retroceder de fase, ya que eso implicaba suspender las clases presenciales.

A raíz de esta consideración, comunicó que la oposición no iba a acompañar el proyecto de adhesión. Sin embargo, la propuesta oficialista fue aprobada gracias a la mayoría parlamentaria del Frente de Todos.

  • Repudio a Patricia Bullrich

El punto ocho del orden del día no hizo más que aumentar la tensión. Tenía que ver con una propuesta del Frente de Todos cuyo fin era que el Concejo Deliberante repudie las declaraciones de la actual presidenta del Pro Patricia Bullrich, quien días atrás sugirió entregar las Islas Malvinas a cambio de las vacunas de Pfizer.

Al momento de tratar esta iniciativa, la concejal Marina Moretti compartió lo expresado por diferentes asociaciones relacionadas con Malvinas, que criticaron duramente a la ex ministra de Seguridad. En este sentido, comunicó que la Federación de Veteranos de Guerra de la República Argentina manifestó su absoluto repudio a los dichos de la señora Patricia Bullrich“. Luego, declaró que ese tipo de discurso era muy doloroso de escuchar, que fomentaba la cesión de soberanía y que recordaba al proceso de desmalvinización.

Desde la oposición, Noely Meretta respondió que el bloque no acuerda con lo que dijo Patricia Bullrich, pero que igualmente no van a acompañar la aprobación del proyecto ya que la mujer ya pidió disculpas.  Además, sostuvo: “a ningún argentino le gustó sus dichos, pero tratemos de evitar repudiar cada frase o cada manifestación, al menos en este concejo, por el simple hecho de que estos repudios no llevan a ningún lado“.

Por último, repasó algunas frases polémicas del presidente Alberto Fernández con respecto a las personas con discapacidad y el trabajo del sistema sanitario, para luego marcar que en su momento, se aceptaron sus disculpas sin realizar ningún repudio. Finalmente, este proyecto también sería aprobado por mayoría.

  • La suspensión de clases

Ya se habían superado las dos horas de sesión, cuando se trató la anteúltima propuesta del día: un proyecto de comunicación opositor, referido a solicitar que se informen “los criterios tomados en cuenta para suspender la presencialidad en el sistema educativo del partido de San Andrés de Giles“.

Al momento de presentar la propuesta, Condesse expuso que si bien desde el municipio comunicaron que había docentes contagiados, y se habían tenido que aislar alumnos y auxiliares, no se había aclarado dónde se dio el nexo epidemiológico. En este sentido, comentó que la situación es muy difícil y preocupante, pero que los datos brindados por las autoridades no son lo suficientemente contundentes como para cerrar las escuelas: “ocasiona un perjuicio enorme a nuestros niños, a nuestros adolescentes. No es la respuesta adecuada a la situación que atravesamos“.

Por otro lado, precisó que para sostener esto, se basaba en lo expresado por el secretario de Salud Fernando Romero en la conferencia de prensa del 21 de abril, en donde se marcaba que la mayoría de los contagios se daban en la franja etaria que va de los 18 a los 43 años, y que el 85% de los casos se daban en reuniones sociales. Además, recordó que el intendente y Romero marcaron que cuando se respetan los protocolos, no hay contagios.

Más tarde, repasó estadísticas e informes del Ministerio de Educación, la Sociedad Argentina de Pediatría, UNICEF y el Concejo Federal de Educación. Por último, marcó que no se entiende la decisión de suspender la presencialidad, ya que los alumnos gilenses no usan transporte público, y hay casos como los de las escuelas rurales, donde la matrícula es muy baja.

Desde el oficialismo, Bautista Castaños empezó diciendo: “todos somos malos en una historia mal contada“. Luego, respondió que la resolución del Concejo Federal de Educación citada por Condesse es de febrero y ya no aplica. Es que según Castaños, el martes pasado, la misma entidad decidió que si bien hay que privilegiar la presencialidad, se tiene que respetar el DNU vigente, el cual marca que hay que suspender la presencialidad. “Hay que estar un poco actualizado con las lecturas porque el virus se expande de una manera tan rápida, que todo va modificándose casi sobre la marcha” disparó.

Posteriormente, argumentó que la revista The Lancet publicó que con las clases presenciales hay más riesgos de contagios. Por otro lado, marcó que el proyecto era improcedente, ya que el intendente no tiene la potestad de cerrar las escuelas. Para evidenciar esto, citó una resolución del 2 de mayo en la que se dispone cómo se determinan las fases.

En este sentido, explicó que allí se dictamina que los municipios deben estar en la segunda fase cuando hay un aumento repentino de contagios. “Eso fue lo que pasó” sostuvo Castaños y mencionó que en los últimos días el número de fallecidos creció, como así también la ocupación del Hospital San Andrés.

El edil continuó basándose en la misma resolución y explicó que allí se sentencia que, en el marco de la fase 2, corresponde suspender la presencialidad escolar. Además, citó un informe de la organización Escuela Abierta donde se detallan las maneras en las cuales se pueden dictar clases sin volver a una presencialidad total.

Antes de cerrar, expresó irónicamente que le alegraba la preocupación que manifestaba la oposición por el sistema educativo. Finalmente, acusó al gobierno bonaerense anterior de tomar medidas que iban en contra de la educación: “suspendieron el Fútbol para Todos para hacer tres mil jardines, de los que creo que hicieron 70. Destruyeron el Conectar Igualdad. Escucho la preocupación genuina por las escuelas rurales, la ex gobernadora cerró escuelas y jardines en el Delta del Paraná“. En la misma línea marcó que la administración de Vidal frenó la obra del Colegio Nacional, llevando a que la tenga que terminar el municipio. Y concluyó: “sin dudas la educación es un derecho, pero si estás muerto no te vas a poder educar“.

El concejal De Rossi, por su parte, argumentó que hay chicos que sí usan el transporte público para ir a la escuela y ejemplificó esto mencionando a los alumnos que viven o estudian en zonas rurales.  Por otro lado, en alusión a la conferencia de prensa del 21 de mayo, comentó: “ustedes no pueden desconocer que esto cambia a diario“.

El siguiente en hablar fue Diego Jauregui. “Venimos de un año sin clases presenciales y esto ha provocado un daño que todavía no podemos cuantificar” argumentó. “El espíritu del proyecto no es poner en duda la decisión del intendente, lo único que queremos es una explicación de cómo se llega a esta decisión, nada más“.

Al igual que Condesse, sostuvo: “reconocemos que la situación es muy preocupante, y por ahí estaríamos de acuerdo con la decisión que ha tomado el intendente, pero necesitamos una sencilla explicación“. Y expuso que la finalidad es saber si los docentes se contagiaron en el sistema educativo o en otros ámbitos.

Antes de cerrar, agregó: “el año pasado estuvimos sin clases con muchos casos menos y yo me siento responsable de no haber pedido que las clases se inicien antes o hacer lo que pudiera, expresar mi palabra, para que ese daño que se le causó a los chicos durante todo el año pasado sea menor. Por eso es el miedo. No es que nos agarró ahora la preocupación por la educación, vimos el daño que se causó el año pasado“. 

Luego de pedir la autorización del resto de los concejales, el presidente del concejo Gustavo Lennard tomó la palabra y coincidió con las ideas sostenidas por Castaños y De Rossi. Después de mencionar las estadísticas epidemiológicas de nuestra ciudad, esbozó: “requerimos de un Estado presente como el que está. Dando una serie de acciones y tomando decisiones, priorizando en este caso la salud de todos y todas. Clases tuvimos siempre. Yo soy docente y estuve en enero, en febrero y en marzo trabajando con mis alumnas y alumnos“.

Por último, pidió: “concentremos el esfuerzo en lo que es esencial, en lo que es prioritario y que nos permita superar esta instancia“. Y sentenció: “para eso, tenemos que cuidarnos. Y el cuidarse implica no circular tanto“.

Al momento de concluir el debate, Mercedes Condesse insistió en remarcar que la oposición coincide en que el panorama actual es sumamente complicado y delicado. También explicó que al bloque de Juntos por el Cambio le parece fundamental saber si los docentes se contagiaron en el ámbito educativo, porque si no se pueden tomar medidas que pueden no ser acertadas.

Después, se dirigió al concejal Castaños: “no vengo acá a improvisar. No somos de improvisar demasiado nosotros, la verdad es que nosotros también leímos. Me extraña que se apele a la descalificación y a ese tipo de gestos que acaba de hacer el concejal Bautista“. Y agregó: “¿Son las clases presenciales las que nos llevan a esta situación? La verdad, con los datos que tenemos, nosotros decimos que no“.

Después de estar más de una hora debatiendo, el proyecto fue rechazado gracias a la mayoría oficialista.

 

La variante Delta circuló por San Andrés de Giles

Encontranos en