Internan en el Hospital San Andrés a una paciente del gran Buenos Aires

Según la OMS, el mundo está a punto de tocar el pico máximo de contagios. Los casos nuevos por semana se duplicaron en muchos países y la semana pasada hubo record semanal de contagios en el mundo.

Mientras tanto, los casos en el AMBA continúan aumentando y el sistema de salud ya está desbordado. La cepa británica fue hallada en el conurbano y hay alarma por la ocupación de camas. En la última conferencia de prensa del gobernador Axel Kicillof, manifestó su preocupación por las derivaciones, ya que son varios los Hospitales de la provincia que están atendiendo a pacientes de CABA.

Este fin de semana el Hospital San Andrés recibió al primer paciente derivado durante la pandemia. Se trata de una mujer de Don Torcuato que está internada en la Terapia Intensiva Local. Días atrás ya lo había adelantado el Secretario de Salud Fernando Romero, quien explicó que se trabaja “en red” con el sistema de salud provincial y que “no se pueden negar a atenderlos”

El Ministerio de Salud bonaerense viene trabajando con el sistema de derivación de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). En el interior de la provincia de Buenos Aires, la infraestructura hospitalaria no está tan robustecida como en el conglomerado urbano. En el interior provincial hay un total de 1299 camas de terapia intensiva.

Los casos no dejan de crecer en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Las clínicas privadas tampoco dan abasto y los Hospitales públicos están recibiendo a sus pacientes. Las medidas que se tomaron a nivel nacional son para evitar la saturación de las terapias intensivas en los hospitales, que ya es un hecho.

Sin embargo, las autoridades porteñas se niegan a reconocer el foco infeccioso que tienen en su zona y  se resisten a adoptar algunas medidas de prevención. A través de un fallo de la Cámara de Casación porteña, se niegan a cumplir con el Decreto de Necesidad y Urgencia dictado por el Presidente de la Nación que frena las clases presenciales temporalmente por dos semanas para evitar la circulación de las personas y por ende, del virus.

 

Las postas de vacunación siguen su recorrido por las localidades rurales

Encontranos en