Vienen desde Recoleta a organizar fiestas clandestinas en el campo

Este sábado trascendió que en un campo de Villa Espil se desarrolló una gran fiesta clandestina. Tras la denuncia, Inspección General junto a Policía Rural se dirigió al lugar y se vieron sorprendidos al encontrarse con más de 100 vehículos estacionados. Rápidamente fueron recibidos por una persona que se presentó como abogado y explicó que se trataba de un “casamiento simbólico”.

Lorena Taverna, Directora de Inspección General, habló esta mañana con Infociudad y contó los detalles del procedimiento. “Se labró el acta,  se hizo una grabación y se sacaron fotos. Además estamos sacando el informe de titularidad de los vehículos con los dominios y todo eso va adjuntado y pasa al Juzgado de Faltas”.

Taverna detalla que una vez ahí, sólo salieron dos personas, uno dijo ser abogado de la familia, y el otro era el supuesto casado. “La gente nunca salió, no se logró desactivar porque era muchísima gente”.

Desde que comenzó la pandemia, los eventos masivos están totalmente prohibidos en todo el país. Según la Directora de Inspección, la cantidad de vehículos eran aproximadamente 100. “En cada vehículo entran 4 o 5 personas, así que había mucho más. Lo que se pudo ver por los dominios de los vehículos es que la mayoría es gente de Recoleta”, confirmó.

El campo sería de una reconocida familia de San Andrés de Giles, pero este dato aún no fue confirmado por las autoridades. El campo está ubicado en cercanías al cruce de Tapella.

A pesar de constatar la magnitud de la fiesta clandestina, no se pudo desbaratar. “Nosotros tenemos muy poco personal, la policía también de guardia, es muy difícil sacar toda esa gente de ahí y además para poder ingresar y sacar todo se necesita una orden de allanamiento y eso no es tan simple en el momento”.

Se viene un nuevo torneo de League of Legends en Giles

Encontranos en