Famoso monje amigo del Dalai Lama cumple la cuarentena en Giles

David Steindl-Rast es un monje católico vienés de 94 años, famoso por ser amigo personal del Dalai Lama y por promover el diálogo interreligioso. Trabaja en el Massachusetts Institute of Technology, la que para muchos es la mejor universidad del mundo, con 76 premios Nóbel.

En enero, Steindl-Rast emprendió un viaje a la Argentina, pensando regresar a su país en mayo. Sin embargo, la crisis sanitaria con el consecuente cierre de las rutas aéreas, hizo que tenga que cancelar su vuelo.

dalai 13
Steindl – Rast en uno de sus encuentros con el Dalai Lama

Desde entonces, según informa Clarín, se encuentra cumpliendo con el aislamiento social en una quinta de una familia gilense.

En diálogo con el periodista Alejandro Czerwacki, se refirió a la pandemia expresando: “Debemos darnos cuenta que la forma en la que estamos viviendo, nuestra filosofía y nuestros niveles evolutivos de consciencia, los que guían nuestros comportamientos y formas de vida, en particular relacionadas con la economía y la política, nos están llevando a una catástrofe“.

Steindl – Rast ha brindado conferencias acompañado de figuras destacadas como la Madre Teresa de Calcuta. Además estudió psicología, artes y antropología, recibiendo un doctorado en la Universidad de Viena. Todo este recorrido lo llevó a tener una mirada más amplia que otros referentes religiosos.

02 madre teresa 1
El monje vienés (en la fila de asientos de atrás, a la derecha), participando de una conferencia con la Madre Teresa de Calcuta

Esto se evidencia cuando habla sobre los problemas medioambientales, un drama ignorado por muchos de los líderes espirituales del mundo: “La vida, la naturaleza, a la cual pertenecemos y somos parte, está siempre en constante interacción y comunicación entre sí. Lo que es claro y lógico es que, si los seres humanos rompemos las reglas dentro de la naturaleza, el resto de sus miembros, animales, plantas, microorganismos, clima, lo sentirán y nos responderán proporcionalmente. Las cosas no suceden por que sí. A veces no sabemos o no queremos entender por qué y se nos dificulta escuchar y leer estos mensajes.  Y esto aplica también a la pandemia“. 

Siguiendo esta filosofía, el austríaco concluyó la nota con el Diario Clarín sentenciando:  “La pandemia es una llamada de atención. Es también una oportunidad, pues la humanidad ha evolucionado gracias a muchísimos grandes desafíos que nos sacan del adormecimiento y de ciertas encrucijadas. Se necesitan acciones revolucionarias y, en cierta medida, estoy esperanzado en esa toma de conciencia“.

Escruche a plena luz del día: la pista que sigue la Policía

Encontranos en