ARA San Juan: Se confirmó lo que un familiar de un tripulante le adelantó a Infociudad en 2018

Esta mañana, el periodista Andrés Klipphan, publicó en Infobae un artículo en el cual afirma que la Armada Argentina conocía la ubicación del submarino 20 días después de su desaparición.

Esto lo pudo confirmar gracias a la declaración que brindó el ex contraalmirante Luis Enrique López Mazzeo, ante la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia.

Es la misma versión que han sostenido los familiares a lo largo de los últimos años. El día en el cual se anunció la localización del ARA San Juan, Sofía Niz, hermana de uno de los submarinistas, declaró a Infociudad: “El 90% de los familiares pensamos que sí, que el gobierno sabe todo y lo sabe desde el primer día, es más el 15 de noviembre que estuvimos en el acto porque se cumplía un año de la desaparición hay una frase que dijo el presidente Macri que lo demostró. Él dijo que ‘en poco tiempo íbamos a tener noticias’ y es como que esa frase a todos los familiares nos resultó llamativa y chocante“.

Y agregó: “También dijeron que el pabellón se iba a encontrar con la tripulación, con el submarino, como que en poco tiempo se iba a saber. Y acá estamos, a los dos días lo encontraron, es todo muy raro“.

Según cuenta Mazzeo, luego de que el buque chileno detectara mediante sonido la localización del submarino argentino, se iniciaron tratativas con la Marina Británica, para solicitar un vehículo autónomo. Éste tenía la capacidad de ir hasta la zona señalada por los investigadores trasandinos. Cuando todo parecía encontrar rumbo, esta iniciativa tuvo que declinarse al no recibir la autorización del almirante a cargo, Marcelo Srur.

Sin embargo, el periodista de Infobae detalló que desde sectores cercanos a Srur, denunciaron que se había autorizado la operación, pero que Mazzeo no la llevó a cabo.

A todo este lío se le suma que la información aportada por el vecino país fue ignorada. El 5 de diciembre, fecha en la cual aparece este primer indicio, el vocero de la Marina Enrique Balbi dijo que no había novedades y que sólo se había detectado un objeto de 30 metros longitud. Descartó la posibilidad de que se tratara del ARA San Juan, alegando que el tamaño de este último era muy superior.

Cuando la empresa norteamericana Ocean Infinity halló los restos del navío, en la zona indicada por el buque chileno, se constató que medía 33 metros.

Teniendo en cuenta toda esta información, la abogada querellante Valeria Carreras detalló: “Legalmente la declaración de López Mazzeo obliga a realizar una causa aparte, por el ocultamiento y la complicidad que venimos denunciando siempre” y explicó que “Deberá investigase a los responsables de semejante ocultamiento, de las contrataciones a empresas de búsqueda, del beneficio que trajo la saga de cargos, gastos, y movidas para seguir tapando la verdad“.

 

San Antonio de Areco: mató a su mujer y después se suicidó

Encontranos en