“En Giles se puede buscar un equilibrio”

La pandemia cambió los planes de todos incluyendo a los partidos políticos locales. Algunos se siguieron movilizando por el aumento de tasas, otros pidieron nuevos impuestos y los que hoy tienen representación legislativa llevaron la discusión al Concejo Deliberante. La política tuvo que adaptarse también a esta nueva normalidad.

Jesus Chamorro, el candidato que sorprendió en las elecciones del año pasado, tomó una decisión: puso una pausa en el debate y se volcó de lleno a la solidaridad, una acción que es parte su rutina, incluso antes de ser un actor más de la política local.

En diálogo con Infociudad, el “Chapulín” dio su visión del tiempo que corre, contó cuáles son las actividades que está desarrollando y su deseo para el futuro. El representante de Libres del Sur alzó la voz por primera vez desde que el coronavirus llegó.

IC: ¿Cómo estas llevando la cuarentena en lo personal?
JC: Igual que la gran mayoría de los vecinos. Con mi familia nos estamos cuidando y tratamos de cuidar a los nuestros de la mejor manera, es un momento muy difícil porque tenemos que estar lejos de los que más queremos y eso genera mucha tristeza. A esto se le suma lo difícil que está la cuarentena para los que nos ganamos nuestro sueldo todos los días; yo hago albañilería, electricidad, fumigaciones, me la rebusco hace años y este es uno de los momentos más duros que me tocó. Hay poco trabajo en general y se le suma la crisis que ya veníamos atravesando agravada con todo esto. Yo digo que la pandemia afecta a todos de una manera diferente, no es lo mismo para el que puede trabajar o sabe que le van a depositar el sueldo que para el que se la tiene que rebuscar.

IC: ¿Crees que en Giles hay mucha gente en tu situación?
JC: Sí, una gran parte. Y esos somos los que la peleamos para asegurar un plato de comida, ni te digo de pagar las cuentas y cumplir con las obligaciones que asumimos antes. Hay muchos que ya no pueden con lo básico. Esta difícil, porque el vecino no está contratando a los changarines, domésticas, cuidadores y otros como antes, porque no se puede y porque además en aquellos rubros que están habilitados no se contempla el miedo del vecino. Y el comerciante igual, porque con mucha suerte puede pagar los gastos del negocio, alquiler, sueldos, los servicios, etc. Esta complejo para todos, pero el hambre no puede esperar.

IC: ¿Qué se puede hacer para mejorar esto?
JC: Yo estoy a favor de la cuarentena y eso lo quiero aclarar. La única vacuna hoy es cuidarnos de los contactos con distanciamiento social. Pero me parece que en Giles se puede buscar un equilibrio para que esto no sea tan duro. Me parece que hay que escuchar más a los comerciantes y a otros sectores, creo que ya dimos muestras de que con todas las precauciones podemos confiar en los vecinos. Obviamente que están los que no cumplen, pero bueno, tenemos que trabajar para que entiendan que es la única manera. Soy partidario de que es mejor poner reglas claras que prohibir.

IC: ¿Qué opinas del trabajo sanitario que se hizo en Giles?
JC: Giles tiene un capital muy grande que es el humano. Los médicos y enfermeros se ponen la camiseta y van para adelante, eso es fundamental. Después me parece que en el Hospital se está haciendo un buen trabajo y pasar el sector de maternidad al edificio de la calle Moreno fue un acierto. En las últimas semanas me tocó ir varias veces y se ve la calidad de trabajo que tienen y como acompañan desde lo humano a los que están internados. Hoy el conocimiento es tan importante como lo sentimental. Hay que valorarlos y acompañarlos como a todos los que hoy se están exponiendo.

IC: Por ahí no sale en las redes pero te vimos llevando comida a la Policía, Inspectores y otros trabajadores…
JC: Si con Libres del Sur hicimos ollas populares para las familias que más lo necesitan, que son muchísimas, y también aprovechamos para llevar una atención a los trabajadores que están en la calle. Esta semana les llevamos café también. Es una manera de ayudar, para eso están las organizaciones como la nuestra.

IC: Hay otros partidos que están proponiendo bajar tasas, otros nuevos impuestos y demás ¿Cuál es la postura de tu espacio?
JC: Nosotros estamos para dar una mano a los que ayudan. Para mi todos a su manera están haciendo algo y eso es bueno. Quedarse quieto no ayuda, después habrá que discutir que sirve, que se puede aplicar y que no. Pero bueno, para eso están los concejales. Yo siempre les digo, estoy para trabajar con cualquiera siempre y cuándo sea para el beneficio de la comunidad. Hoy entiendo que la mejor forma de ayudar es estando cerca de la gente. Ya sea con un plato de comida, ayudándolos a tramitar el IFE como lo hicimos o poniéndole el oído al comerciante.

IC: El Modo Comunidad también está haciendo un trabajo en la calle ¿Te sorprende la solidaridad de los vecinos?
JC: Mirá a mí me toca participar en el Modo Comunidad representando a la Liga de Futbol y lo que hace esa gente es impresionante. Son muchas instituciones, concejales y otras autoridades, que trabajan toda la semana para juntar donaciones, llevarlas y tratar de solucionar otros problemas que pueden tener las familias de las localidades y demás. Le dedican mucho tiempo y lo hacen en un momento sumamente necesario, no es fácil atender a más de 500 familias. A mí me pone muy orgulloso que la Liga de Futbol esté presente. No me sorprende la solidaridad porque la gente de Giles es así, siempre digo que a mí me abrieron las puertas como si fuera un vecino nacido acá, y ahora están haciendo lo mismo.

IC: La última ¿Qué deseas para cuándo termine la pandemia?
JC: Primero quiero que termine rápido y que se lleve a la menor cantidad de gente, y segundo que nos de una oportunidad de salir adelante económicamente. No quiero ver comercios cerrados o gente sin trabajo, porque lo mejor que nos puede pasar es tener la oportunidad de ganarnos el plato de comida haciendo. Esta pandemia no nos puede sacar los sueños también.

La variante Delta circuló por San Andrés de Giles

Encontranos en