Frente a la crisis, estudiantes organizados

El coronavirus nos tiene a todos encerrados desde el 20 de marzo. Muchos tienen el privilegio de sobrellevar la cuarentena con todas las comodidades, pero otros la padecen. En este contexto un grupo de jóvenes decidió organizarse para que ningún vecino la pase mal en estos tiempos tan difíciles. Alumnos de diferentes escuelas y centros de estudiantes,  convocados por la Coordinación de Juventudes del municipio, se encontraron y comenzaron a trabajar juntos. Infociudad habló con algunos de los jóvenes que forman parte de esto. Son muchos y cada vez se suman más.

Emilia Costanzo es la presidenta del Centro de Estudiantes del Colegio Nuestra Señora de Luján. Cuando le pregunté por qué habia decidido salir a dar una mano en los barrios, me dijo que  como parte de la juventud, grupo que no está en riesgo, se siente con cierta responsabilidad. “Somos nosotros los que ahora tenemos que estar haciendo esto por los que antes lo hacían y ahora no están pudiendo”.

Lo primero que destaca es la unidad del grupo. Asegura que esa es la clave para que las cosas salgan bien. “Venimos de un itinerario de actividades completito, hace tres fines de semana fue la primer actividad, una olla popular en Cucullú”, relata Emilia y agrega entusiasmada: “ese día pudimos llegar a 400 personas.”

Como representante de la Secundaria de Cucullú está Bruno Monzón. A través de un audio de Whatsapp me explica como ve la situación de los barrios de Giles. “Es difícil ver como en diez cuadras de diferencia, entre la Rivadavia y el Barrio Bicentenario por ejemplo, hay una familia que puede desayunar, almorzar, merendar y cenar, y hay otra que apenas llega al almuerzo o la cena”.

Bruno es clarísimo y emociona su compromiso: “El día que hicimos la colecta de ropa en el Club Almafuerte y después la repartimos por los barrios, fue muy gratificante para nosotros ver cómo nos agradecían y con qué cariño agarraban lo que nosotros le llevamos. Muchos estuvimos al borde de lagrimear porque es fuerte ver necesidades en la ciudad donde uno crece y piensa que va a pasar toda la vida y que es todo color de rosa”. Por eso, invita a todos aquellos que tengan posibilidades de dar una mano, que se acerquen a los barrios. “Porque con pequeños cambios estamos haciendo grandes cosas”, concluye.

WhatsApp Image 2020 06 03 at 8.59.51 PM
Los jóvenes durante la jornada para juntar abrigo

“Formo parte del centro de estudiantes y represento a mi colegio dentro del grupo de juventudes”, señala Martina Pellegrini, alumna del Sagrada Familia. “Nos llena mucho ayudar a los demás” me cuenta. Por ese mismo motivo es que le interesa la política, “hay muchas situaciones de la sociedad que me gustaría cambiar”. Desde su experiencia dentro del centro de estudiantes asegura que “es muy necesario que los pibes y pibas se unan para lograr fines en común” y que los directivos fomenten estas iniciativas en las escuelas de Giles.

Melany Reynaldi es alumna de 6to sociales del Nacional. Me cuenta que estuvieron juntando ropa para distribuirla por distintos barrios de San Andrés de Giles y que la gente los recibe muy bien. “Tratamos de ayudarlos lo más posible, en estos momentos hay que apoyarnos entre todos.” También aclara que todas las acciones que realizan son con extremo cuidado y utilizando alcohol todo el tiempo. “Una de las últimas actividades llevamos barbijos a Villa Espil”, comenta y asegura que siempre se van contentos de cada jornada solidaria.

Justamente en eso coinciden todos,  nunca se habían sentido tan cansados y felices al mismo tiempo. Las ganas de ayudar los encontraron y ahora están unidos por un mismo objetivo. “Hay muchos sectores de Giles que están olvidados, como el Barrio Albatros, tratamos de llegar a esos lugares que no se llega. Frente a situaciones de hambre y frio todos estamos comprometidos”, sostiene Emilia.

La variante Delta circuló por San Andrés de Giles

Encontranos en