La fiesta que no fue

El sábado por la noche el Comando de Prevención Rural (CPR) de San Andrés de Giles logró frenar una fiesta clandestina que se iba a realizar en la zona rural. La fuerza de seguridad tuvo que realizar tareas investigativas para dar con la ubicación del evento.

Según informaron fuentes confiables a Infociudad, la “Furor Fest” es un evento organizado por vecinos de San Antonio de Areco. En aquella ciudad el evento al aire libre tuvo cuatro ediciones hasta que la municipalidad decidió suspenderlo.

Ante esta imposibilidad, los organizadores habrían decidio llevarla a cabo en un campo de nuestra ciudad ubicado al límite con Areco sobre RP. 41. La fiesta que ofrecía “canilla libre” toda la noche, tenía convocatoria por las redes sociales y unas 1.500 entradas prevendidas.

El CPR, cerca de las 20 horas del sábado, logró encontrar el lugar del evento y realizar la correspondiente clausura. El accionar de la fuerza local fue vital para poder evitar el normal desarrollo de la fiesta clandestina.

Cabe destacar que para organizar un evento de este tipo en Giles se necesita habilitación municipal, de hecho el año pasado se confeccionó una nueva ordenanza para organizar de forma segura los eventos públicos – privados.

 

Escruche a plena luz del día: la pista que sigue la Policía

Encontranos en