Uña de guitarrero, alma de trovador

anuncio infociudad frigorifico costanzo

En su presente de puro deleite por la música, este valor de la canción gilense se define como “un tipo que disfruta el rol de solitario”. Acá, te mostramos el lado B del trovador: la intimidad de su estudio, su experiencia de tocar en un crucero y su amor por los Beatles.

Existe un lugar en el pueblo, rodeado de discos y guitarras, que parece ser uno de los preferidos de Santiago: su casa, su estudio. Justamente allí, el equipo de Infociudad tiene el placer de encontrarse con el notable artista. Algo más de dos décadas después de su primer coqueteo con la guitarra, Santiago, para quien la palabra y los acordes son un oficio, está dispuesto a hablar de todo y hacerle honor a su estirpe de músico.

En el estudio, y como dispuestos al azar, Respuela exhibe orgulloso infinidad de discos, entre los que destacan ejemplares de los Beatles, Serrat y Silvio Rodríguez, quienes fueran algunas de sus principales influencias. Tampoco podían faltar evidencias de otra de sus grandes aficiones: la guitarra. “Esta es de mi tío Oscar, quien me inició en el camino de la música. Hace varios años la compré para él y ahora nos acompaña en los shows de Dr. Roberts, la banda tributo a los Beatles que integro. La seguimos disfrutando hasta que me la reclame”, arroja Santiago, con la picardía de un apasionado por las cuerdas.

El cantante oriundo de Mercedes, que desde chico mamó el amor por las melodías y el canto, confiesa que hoy compone poco. Reflexiona y se toma unos instantes para evaluar su relación actual con las musas. “Admito que hoy me cuesta trabajo buscar tiempo para hacer canciones. Lo último que hice en el estudio fue hace más de 5 años”, dispara Santiago. Sin embargo, cuenta que actualmente está aprendiendo a tocar piano de la mano de “Rochita”, su compañero en Dr. Roberts. Eso le permite descubrir relaciones tonales, pasajes y combinaciones. En definitiva, es un músico consolidado, pero que sigue colgado del asombro.

Si de experiencia y asombro se trata, resulta atinado mencionar su paso laboral por un crucero norteamericano, algunos años atrás. “En los meses que toqué a bordo aprendí a tener oficio. Creo que como en todo trabajo eso es lo que importa: ir a cualquier tipo de escenario y remarla, aprender a sobrevivir”, expresa Santiago. Durante medio año, y al ritmo de Ray Charles y Sinatra, Respuela recorrió junto a tres amigos lugares como Miami, Aruba, Costa Rica, México, parte de Canadá y Alaska. Sin embargo, el músico reconoce que al segundo mes ya anhelaba volver. “A mi regreso de ese viaje empecé a hacer lo que más me gusta, que es lo que hago hoy en día”, afirma Santiago.

El presente lo encuentra dedicado a sus shows como solista, o solitario, como prefiere llamarlo él. “Este es un laburo de ruta que muchas veces me lleva a lugares alejados de Giles. Es un trabajo solitario que me encanta. Me encanta el desafío de ir a lugares donde jamás toqué. Ahí pasan cosas distintas. También tengo la libertad de hacer lo que me gusta: enganchar un tema de Oasis con uno de Chico Novarro o Jorge Drexler, por ejemplo”, cuenta el cantor, para quien el sentimiento de la canción lo es todo. “La gente que me va a ver sabe que lo que hago es por placer, realmente lo disfruto”, remarca Respuela, mientras recuerda cómo show tras show se repite la ceremonia de recibir servilletas escritas con los temas que pide el público.

Otro de sus pasatiempos actuales está íntimamente ligado a una de sus mayores pasiones: el cuarteto de Liverpool. “El placer que me da tocar la música de los Beatles, que amo desde chico, me hace feliz”, dice Santiago, a la vez que resalta cuánto creció la banda tributo Dr. Roberts en el último tiempo. “Les digo a los muchachos que lo disfrutemos: ensayar, estar todos juntos y siempre tratando de mejorar”, señala Respuela. Al hablar del trabajo que hacen como equipo, el cantante remarca que el objetivo es “sonar lo más dignamente posible respetando la parte musical. Ni disfrazarnos ni creernos los Beatles.”

Dr. Roberts es una interesante iniciativa musical entre tantas que se están gestando en nuestra ciudad. En relación a esto, Santiago destaca que “hay muy buen nivel de músicos y de todo tipo: desde el Gurú, hasta los chicos de Mala Reina, los que organizan el Revival y Claudia Lomeña, por nombrar sólo algunos.” Sin embargo, nota que en Giles se ve poco rock. “No hay movidas privadas ni tampoco lugares públicos que llamen a los músicos a tocar. Hay más posibilidades en otras ciudades que acá”, resalta Respuela. Reflexionando acerca de por qué pasa esto en nuestro pueblo, Santiago opina que “tal vez es por un tema de costumbres o por un cambio generacional que apuesta a otros estilos.” Sin embargo, el cantante considera importante que los bares apoyen estas iniciativas y que de a poco se vayan instalando. “Hay muchas esquinas lindas, tendrían que abrir varios bares más”, comenta el cantor como expresión de deseo, poniendo en su voz el anhelo de muchos.

Al son de High & Dry -tema emblema de Radiohead y que nunca falta en el repertorio del solista-, este encuentro va culminando. Mientras Santiago suelta los acordes finales, queda en el aire resonando una de sus últimas frases, reflejo de su naturaleza: “el músico es el que trasciende en el tiempo haciendo música, cada uno con su historia. Lo importante es la esencia de lo que se hace.”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Claudia Lomeña estrenó nuevo videoclip

Encontranos en

anuncio infociudad frigorifico costanzo