Estiman fuertes pérdidas en soja por las lluvias

anuncio infociudad frigorifico costanzo

La gran cantidad de agua caída durante las últimas semanas en la franja central del país hizo que la cosecha de soja alcance el mayor nivel de atraso en diez años. Para esta época, lo normal de cosecha es de un 30% al 40% aproximadamente, pero este año se alcanzó apenas a un 15% del área sojera. De esta manera, los productores coinciden en que habrá grandes pérdidas, tanto en el rendimiento como en la calidad de la legumbre. Los pocos lotes que hasta la semana pasada se habían podido cosechar exhibieron recortes del 40% en su productividad, lo que representaría de un 7 a un 10% de la producción total que se esperaba antes de las lluvias. Alertan que, de persistir las condiciones adversas para el cultivo y retrasarse más la cosecha, las pérdidas al final de la campaña podrían ubicarse en un rango de 5 a 6 millones de toneladas, sobre un total de 60 millones que se esperaban inicialmente. Por otro lado, y viendo el lado positivo de la situación, en el mercado destacan que la pérdida en producción podría recuperarse en precio, dado que la soja registró una fuerte suba en Chicago llegando a cotizar por encima de los u$s350 por tonelada.

La situación más grave ocurrió en el Litoral, más precisamente en el departamento entrerriano de La Paz, al norte de la provincia, donde cayeron 600 milímetros en sólo 8 días. Las lluvias están dejando como resultado el anegamiento de campos, pueblos aislados, caminos arruinados y una importante pérdida en los cultivos. También el norte de la región pampeana fue muy perjudicado por el agua.

Los productores y contratistas de la zona, por su parte, criticaron el estado de la infraestructura, evidenciado además por el fenómeno climático. Aseguran que hay campos que van a demorar 15, 20 y hasta 30 días para poder llegar con las máquinas.

Una comitiva nacional, encabezada por el presidente Mauricio Macri, y los ministros de Agroindustria, Ricardo Buryaile; del Interior, Rogelio Frigerio y de Desarrollo Social, Carolina Stanley, recorrió las zonas más afectadas por el temporal, anunció que se girarán 35 millones de pesos correspondientes al Fondo de Emergencia y también prometieron obras. Entre Ríos cuenta con la homologación de la Emergencia Agropecuaria por el Ministerio desde febrero. El Estado también es uno de los perjudicados con esta situación ya que por retenciones tendrá 650 millones de dólares menos de lo que se esperaba.

En lo que respecta a San Andrés de Giles, el ingeniero agrónomo Mariano Freggiaro asegura que “desde principios de abril han caído precipitaciones por unos 200 mm. aproximadamente, dependiendo la zona; en algunos lugares más, en otros un poco menos”. Además, sostiene que “al tener 20 días sin sol, con mucha humedad relativa, los hongos proliferan, lo que produce un dañado en la soja, un deterioro en la calidad, como manchado y brotado”.  En consecuencia, los productores estiman pérdidas en la soja del 20%. Otra de las secuelas del temporal que acechó la zona es el retraso en la siembra de pasturas y de verdeo de invierno.

Freggiaro, al igual que lo aportado por Cristian Giacobone en el número pasado de InfoCiudad, expresa que “el gran problema que hay en Giles son los caminos rurales, que impiden el acceso para poder recoger los cereales. Hoy (por el jueves pasado) se pudo cosechar algo, de a poco se va a poder ir cosechando”.

LA ESPERANZA ES EL TRIGO

Como contrapartida al mal comienzo de cosecha de soja y maíz, los productores se muestran optimistas en cuanto a la campaña de trigo 2016/17, cuya siembra ya comenzó y se intensificará a mediados del próximo mes. Este año, el área de trigo en el país podría crecer entre un 20 y un 40% sobre los 3,4 millones de hectáreas de la campaña 2015/16, lo que son unas 5 millones de hectáreas.

Las medidas anunciadas en diciembre por el presidente de la Nación Mauricio Macri, eliminando las retenciones y también los permisos de exportación, fueron fundamentales para alentar la siembra del cereal, del que Argentina es proveedor líder a nivel mundial. Además, recientemente el Gobierno, a través de una resolución conjunta de los ministerios de Agroindustria, Hacienda y Finanzas y Producción, estableció en 180 días corridos el plazo para que los exportadores concreten un embarque de la cosecha 2016/2017, contra los 90 que actualmente rigen.

Si bien recién está comenzando, se estima que la producción de trigo que se recolectará a partir de noviembre será de entre 18 y 20 millones de toneladas, superando ampliamente las 13 millones de la temporada pasada.

PÉRDIDAS EN OTRAS ÁREAS DEL CAMPO

  • En las pasturas se estiman entre el 80 y el 100% de pérdidas.
  • Del 30 al 50% en la producción de leche en los tambos.
  • En el Mercado de Hacienda de Liniers se vendieron casi 5 mil cabezas menos.
  • El maíz no sufrió grandes pérdidas y su producción ideal se mantiene en 25 millones de toneladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Detectan alzas en torno del 60% en el inmobiliario rural bonaerense

Encontranos en

anuncio infociudad frigorifico costanzo