EL FINAL MENOS PENSADO

anuncio infociudad frigorifico costanzo

La travesía del Frontón en el Federal C finalizó en la tarde de ayer. Si bien el equipo de Giles intentó cambiar la historia, el 4 a 2 en la ida para Sportsman fue letal. En un encuentro chato donde sólo las distracciones e imprecisiones permitieron las oportunidades de gol, los equipos no se sacaron ventaja.

En la primera parte, Frontón, por obligación y convicción intentó. Desde el fondo inició cada jugada con el orden que lo caracteriza, pero la férrea defensa del conjunto de Carmen imposibilitó al equipo gilense tener alguna chance clara. La concentración del “lobo” durante la serie fue tal vez una de las grandes diferencias que marcó el destino de los dos equipos.

Con el correr de los minutos Frontón perdió la línea. El manejo del balón se entorpecía, las ausencias por suspensiones o lesiones comenzaban a notarse y el reloj, para colmo, se convertía en el principal rival. Al finalizar la primera etapa el “azulgrana” se iba a los vestuarios sin generar una oportunidad concreta.

En el segundo tiempo la historia cambió. Empeoró. Los espacios que Frontón lógicamente tuvo que ceder con el afán de abrir el marcador fueron aprovechados por Sportsman. Tras varios intentos fallidos, Tomás Pavone rompió con la regla de “los goles que se erran en un arco se hacen en el otro” para poner el 1 a 0 a los 62´. El duro golpe complicaba aún más el panorama. Sin demasiadas ideas, con más corazón que fútbol, los gilenses presionaron, corrieron y metieron con la intención de empatar. A los 82´ Velázquez (S) bajó a Morada (F) en el área. De Lucca cobró penal y echó al de Sportsman. Pacheco cambió por gol desde los once metros para despertar la esperanza.

Si bien faltaba poco la chance de clasificar era concreta. A los 85’ Gonzalo Pavone (S) empujó a Támparo (F) en la mitad del campo, el árbitro lo expulsó dejando al “lobo” con dos menos. El delantero de Sportsman se dio cuenta del error que cometió y tomó una decisión: llevarse a un rival. El plan dio sus frutos y más también. Algunos jugadores del “azulgrana” cayeron en la tentación, el descontrol se generalizó con cuatro o cinco inadaptados que sin comprender demasiado arrojaron botellas a los jugadores visitantes desde la tribuna.

Ante este panorama, De Lucca resolvió por la vía fácil. Se lavó las manos. Consultó al personal policial y al constatar que las garantías no estaban terminó el partido. Frontón se despidió del Federal C con un reflejo que no es el real. Si bien no pudo con Sportsman (justo clasificado), el gilense demostró que si las cosas se hacen seriamente hay material para ser competitivos en un complejo torneo. Los jugadores, el cuerpo técnico y la comisión directiva estuvieron a la altura. Con aciertos y errores Frontón revindicó al fútbol gilense, hizo de un campeonato una causa de pueblo.

La cobertura completa el miércoles 13/04 en el periódico de Infociudad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noche de boxeo en el Club Rawson

Encontranos en

anuncio infociudad frigorifico costanzo